El embarazo

Cómo reconocer la hidrocefalia del cerebro fetal.

Pin
Send
Share
Send
Send


El autor del artículo es Sozinova AV, un obstetra-ginecólogo en ejercicio. Experiencia profesional desde 2001.

La dropsia del feto es su condición patológica, en la que el líquido se acumula en todas las cavidades del cuerpo y existe un edema generalizado (edema de todo el cuerpo, anasarca).

En la mayoría de los casos, la hidropesía fetal ocurre en el embarazo con conflicto Rh y en la enfermedad hemolítica del recién nacido. La prevalencia de esta condición es de 1 caso por cada 1000-14000 géneros. Hay una hidropesía inmune y no inmune del feto.

La principal causa del desarrollo de la hidropesía inmunitaria del feto es su enfermedad hemolítica.

La razón que llevó al desarrollo de la hidropesía fetal no inmune a menudo no se reconoce, pero se observan los siguientes factores:

  • anomalía cromosómica fetal (síndrome de Down, mosaicismo, trisomía, síndrome de Shereshevsky-Turner y otros),
  • enfermedades genéticas: falta de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa, talasemia A, síndrome de Noonan, acondrogénesis, enanismo tanatorny, síndrome de Foam-Shokey, síndrome de pterigio múltiple, acondroplasia,
  • malformaciones de la cavidad torácica (displasia del tórax, hernia diafragmática, enfermedad pulmonar quística adenomatosa),
  • malformaciones del sistema urinario (síndrome nefrótico congénito, malformaciones de la uretra y los riñones),
  • Patología cardiovascular (cardiomiopatía, defectos cardíacos congénitos, defectos anatómicos, derivaciones venosas arteriales)
  • corioangioma de la placenta,
  • en caso de embarazo múltiple (transfusión feto-fetal, gemelos cardíacos),
  • Enfermedades infecciosas maternas durante el embarazo (infección por citomegalovirus, sífilis, infección por parvovirus, toxoplasmosis, pancarditis por el virus Coxsackie),
  • complicaciones del embarazo (preeclampsia, anemia grave, diabetes mellitus no corregida, hipoproteinemia),
  • trastornos metabólicos congénitos (mucopolisacaridosis tipo 4, enfermedad de Gaucher, deficiencia de neuraminidasa, enfermedad de Morkio),
  • Tumores congénitos del cerebro y la médula espinal, sistema urinario y tracto digestivo, hígado, teratoma sacrococcígeo, neuroblastoma.

Diagnósticos

El diagnóstico del edema fetal tiene como objetivo identificar la causa del mismo. En primer lugar, el grupo sanguíneo y el factor Rh están determinados a confirmar / excluir el conflicto Rh y la hidropesía inmunitaria del feto.

Se analiza la anamnesia de la historia de vida (enfermedades infecciosas en el pasado, operaciones, patología crónica), historia obstétrica y ginecológica (patologías ginecológicas, curso y resultados de embarazos previos), se analiza el curso del embarazo actual, sus complicaciones, aumento de peso general, etc.

El principal método de diagnóstico es la ecografía fetal. Los signos de ultrasonido son:

  • hinchazón de la placenta ("placenta gruesa"),
  • Exceso de líquido amniótico (agua alta),
  • el tamaño fetal es más grande de lo normal debido a un edema (en particular, un aumento del tamaño del abdomen debido a la ascitis en comparación con el tamaño de la cabeza),
  • Acumulación de líquido en todas las cavidades del organismo frutal (hidropericardio, ascitis, hidrotórax).
  • Hinchazón de la capa de grasa subcutánea en forma de doble contorno.
  • Hinchazón del cuero cabelludo, brazos y piernas.
  • cardiomegalia (aumento del tamaño del corazón),
  • engrosamiento intestinal (hinchazón de las paredes),
  • agrandamiento del hígado y el bazo (hepatoesplenomegalia)
  • "Postura de Buda": vientre hinchado con extremidades y médula espinal retraída.
  • Actividad motora baja en combinación con otros signos.

Foto: estimado del feto a la hidropesía, 12 semanas.

Después de una ecografía, se prescribe amnio o cordocentesis para determinar el cariotipo del feto, la sangre fetal (puntuaciones de hemoglobina y proteínas) y el posible tratamiento intrauterino. Con el fin de excluir la infección intrauterina, la PCR se prescribe para las infecciones sospechosas.

Tratamiento del edema fetal.

Al identificar malformaciones congénitas del feto que son incompatibles con la vida (1-2 trimestre del embarazo), a la mujer se le ofrece un aborto. En caso de rechazo de la interrupción, continúan monitoreando el curso del embarazo y el desarrollo de la enfermedad hasta que el marco de tiempo permita la terapia prenatal (prenatal).

El tratamiento de la hidropesía del feto consiste en cordocentesis y transfusión de sangre al cordón umbilical (en caso de anemia grave y una disminución del hematocrito a 30 y menos). Si es necesario, la transfusión de sangre reemplazable se repite después de 2-3 semanas.

En caso de detección de transfusión fetal de gemelos, se realiza la coagulación con láser de los vasos que conectan los frutos. Si no es posible realizar un tratamiento prenatal, el grado de riesgo de parto prematuro en relación con la muerte y el parto fetal prenatal se lleva a cabo con anticipación con la prescripción previa de medicamentos para acelerar la maduración de los pulmones fetales. En algunos casos, está indicada la introducción de glucósidos cardíacos maternos para la normalización de la actividad cardíaca fetal.

Antes del parto (generalmente ocurre de acuerdo con el plan) se preparan para el nacimiento de un niño con hidropesía. La sala de parto debe estar equipada con equipo para la reanimación cardiopulmonar, se forma un equipo de reanimación de 2-3 especialistas en reanimación y 2-3 neonatólogos (después del nacimiento, el niño es intubado de inmediato y la respiración artificial se realiza con 100% de oxígeno).

Inmediatamente después del nacimiento y la reanimación, se realiza pericardiocentesis (extirpación del líquido acumulado por punción del saco de pericardio), punción pleural (extirpación de líquido de la cavidad pleural) y laparocentesis (succión de fluido de la cavidad abdominal). Se inserta un catéter en la arteria umbilical para infusiones posteriores de glóbulos rojos o sangre.

El pronóstico para la hidropesía no inmune del feto es desfavorable y el porcentaje de niños sobrevivientes es de 20-33%. Con el desarrollo de la hidropesía en el primer trimestre, el embarazo generalmente termina en un aborto espontáneo, en el segundo y tercer trimestre el riesgo de muerte fetal prenatal es alto.

Con la hidropesía inmunológica, el pronóstico es más reconfortante, el efecto del tratamiento prenatal y posnatal alcanza el 80-90%.

Algunos estudios durante el embarazo

Clasificación

Hay dos casos diferentes de la manifestación de la patología. El primero se caracteriza por la imposibilidad de la liberación de líquido cefalorraquídeo de los ventrículos. Tal manifestación se llama hidrocefalia no comunicante. El segundo tipo son todas las otras manifestaciones que tienen el nombre de una enfermedad contagiosa.

La medicina moderna utiliza una única clasificación de la patología, en la que se distinguen primaria y secundaria. La hidrocefalia primaria en el feto es la principal enfermedad congénita, la secundaria es causada por algún otro trastorno en el cuerpo (tumores, defectos cardíacos, deformación vascular, etc.).

Hay muchos factores que desencadenan la enfermedad, pero los principales y más peligrosos son las infecciones que entran en el útero de madre a hijo. Las causas más comunes pueden ser identificadas:

  1. Infecciones de transmisión sexual. Cuanto antes se infecte el feto, más graves serán las consecuencias de tal desarrollo. La peor de las infecciones es la sífilis, que penetra en el feto, causa defectos en el sistema nervioso, provoca una violación del desarrollo del cerebro en el feto, así como la hidropesía. La clamidia y la ureaplasmosis son provocadores frecuentes de patología. Aunque la última infección no está confirmada por el medicamento, las estadísticas de aborto con esta enfermedad aumentan de año en año.
  2. Infección por TORCH. La toxoplasmosis, la rubéola, el herpes, el citomegalovirus son muy peligrosos y están llenos de complicaciones graves, especialmente en el embarazo temprano, cuando el cerebro está recién formado. Estos virus no solo afectan los sistemas internos y los órganos del feto, sino que también pueden hacer que se pierda un embarazo, independientemente de la duración.
  3. Procesos patológicos congénitos. Este puede ser el síndrome de Edwards, en el cual aparecen alteraciones cromosómicas en el cuerpo del niño, caracterizadas por lesiones de diversos órganos, incluida la médula espinal. Existe un riesgo de manifestaciones del síndrome de Chiari: trastornos del desarrollo cerebral, durante los cuales el cerebelo y el tronco cerebral descienden al espacio occipital, lo que conduce a una mala circulación de líquido.
  4. Abuso de malos hábitos durante el embarazo. Si durante el período de maternidad, una mujer descuidó las reglas básicas de mantenimiento de la salud, fumar y el alcohol pueden poner una marca negativa en el feto y provocar interrupciones en el trabajo del sistema nervioso central. Y se origina la hidrocefalia.

Sintomatologia


Durante el embarazo, una mujer puede reconocer esta patología, basándose en algunos de los síntomas:

  • náuseas y vómitos regulares,
  • debilidad, sentirse enfermo,
  • dolores de cabeza intensos, migrañas,
  • Saltos en la presión arterial, su aumento frecuente.
  • somnolencia

Sin embargo, sin el diagnóstico, no se puede percibir que estos signos tengan problemas con el feto, ya que estos síntomas pueden acompañar a una mujer debido a un cambio en los niveles hormonales durante el embarazo. En este momento es imposible ceder ante un pánico injustificado, solo un médico podrá hacer un diagnóstico.

Métodos de investigación diagnóstica

El principal método de diagnóstico es la ecografía. Mediante el escaneo, mida el volumen y el tamaño de la cabeza del bebé, calcule el valor de los ventrículos laterales. La norma del ancho de este indicador es de 10 mm, el exceso de estos indicadores se considera patológico. El examen de ultrasonido se realiza después de la semana 17 de embarazo, porque el tiempo promedio para la formación de cambios es de 26 semanas. Es necesario repetir el procedimiento de diagnóstico en un mes.

La ecografía es otro método de diagnóstico efectivo, pero se realiza solo en grandes centros de diagnóstico especializados.

Posibles complicaciones y consecuencias.

Si una mujer embarazada sufre de hidrocefalia, existe una alta probabilidad de que esta patología se pueda transmitir al feto, ya que es hereditaria. Sin embargo, las consecuencias pueden evitarse si el problema se diagnostica a tiempo y se inicia su tratamiento médico oportuno.

Si la hidropesía se produce como resultado de un estilo de vida deficiente o una enfermedad infecciosa, es necesario tomar medidas urgentes para salvar al feto, ya que existe la posibilidad de su muerte debido a procesos patológicos que se desarrollan rápidamente. En tales casos, los médicos recomiendan el aborto, independientemente del período de gestación.

Además de los trastornos del sistema nervioso central, la hidrocefalia causa defectos cardíacos, un retraso en el desarrollo mental y físico, falta de crecimiento, defectos en los sistemas internos y los órganos.


El diagnóstico precoz y la detección de posibles riesgos pueden permitir eludir las complicaciones patológicas y la muerte fetal debidas al diagnóstico oportuno y al tratamiento iniciado. Con el rápido avance de la enfermedad recurren a la cirugía. Por lo general, en tales casos, se usó la creación ventrículo-peritoneal de una vía adicional, a través de la cual se extrajo el líquido del cerebro y se redirigió a la cavidad abdominal a través de tubos especiales ubicados en las válvulas. Esto permitió eliminar el líquido, evitando su flujo inverso y estabilizando la presión intracraneal en el cerebro fetal. Sin embargo, este método pronto fue excluido debido a la fragilidad de los dispositivos.

Fue reemplazado por un nuevo método de operaciones: la neuro-endoscopia. Tiene un principio ligeramente diferente, pero este método se distingue por su confiabilidad y los riesgos mínimos de lesiones al feto durante la intervención. Un catéter especial crea una abertura para que el líquido salga a través del fondo del ventrículo. A continuación, el líquido ingresa a los tanques especiales que están fuera del cerebro, donde se desplaza libremente, sin acumularse en el cerebro. La principal ventaja de este método es la eternidad del sistema, no se requieren operaciones repetidas en este caso.

Tipos y causas de hidrocefalia fetal.

La hidrocefalia es un complejo de síntomas, que se acompaña de una acumulación patológica de líquido cefalorraquídeo debajo de las membranas del cerebro o en sus cavidades, lo que resulta en un aumento de la presión intracraneal. La hidrocefalia en el feto durante el embarazo puede desarrollarse debido a la exposición a factores dañinos infecciosos y no infecciosos. La hidrocefalia cerebral primaria en el feto surge debido a defectos de nacimiento y anomalías genéticas. Hidrocefalia primaria o aislada, tiene herencia recesiva ligada al X o autosómica recesiva. En el 30% de los casos de hidrocefalia verdadera, se observa un aumento en el volumen craneal en el útero, en el 50% de los casos, 3 meses después del nacimiento.

La hidrocefalia secundaria se produce debido a un deterioro del flujo de salida del sistema ventricular. Distinción anatómica entre hidrocefalia interna y externa del feto. En la hidrocefalia interna, el líquido cefalorraquídeo se acumula en los ventrículos laterales del cerebro, y en la hidrocefalia externa, en los espacios subdurales y subaracnoideos.

Las formaciones intracraneales y la hernia espinal pueden contribuir a la acumulación excesiva de líquido cefalorraquídeo en el feto. Otro factor que conduce a la formación de hidrocefalia secundaria es la infección intrauterina.

Las causas básicas de la hidrocefalia fetal durante el embarazo incluyen:

  • Infecciones maternas que se transmiten sexualmente.
  • Infección por TORCH en una mujer embarazada,
  • Patología congénita del feto.
  • Los malos hábitos de una mujer embarazada.

La infección intrauterina del feto con sífilis conduce a defectos congénitos del sistema nervioso, que causan hidrocefalia. Los estudios posteriores al aborto por hidrocefalia fetal a menudo confirman la presencia de ureaplasmosis. La clamidia también causa un desarrollo anormal del sistema nervioso.

En el desarrollo de la hidrocefalia fetal, la infección por TORCH en la madre es de particular importancia. La toxoplasmosis se infecta por contacto con gatos y comer carne insuficientemente tratada térmicamente. Es una infección particularmente peligrosa en el embarazo temprano, que conduce a un daño cerebral grave en el feto. Cuando un patógeno de la rubéola ingresa al cuerpo durante las primeras semanas de gestación, causa la muerte del embrión. La infección en una fecha posterior amenaza el desarrollo de la hidrocefalia. El virus del herpes simple puede causar defectos en el desarrollo del tubo neural fetal. El citomegalovirus está altamente relacionado con las células del sistema nervioso y causa un desarrollo anormal del cerebro fetal, que causa hidrocefalia.

La hidrocefalia en el feto durante el embarazo puede desarrollarse en presencia del síndrome de Chiari. Este es un defecto del desarrollo en el que el cerebelo y el tronco cerebral se introducen en el foramen occipital, como resultado de lo cual se altera la circulación del líquido cefalorraquídeo. El síndrome de Edwards se conoce como anomalías cromosómicas. La enfermedad es más común en las niñas. Se caracteriza por múltiples lesiones de órganos y sistemas, incluida la hidrocefalia. Los recién nacidos no son viables y mueren durante los primeros meses de vida. Las lesiones congénitas incluyen el estrechamiento del acueducto cerebral y la asimetría de los ventrículos laterales. El flujo libre de líquido cefalorraquídeo hacia los ventrículos cerebrales se ve afectado, pero la enfermedad se manifiesta en niños mayores.

Fumar, consumo excesivo de alcohol o alcoholismo crónico, estadía prolongada en áreas con altos niveles de radiación, uso descontrolado de drogas, especialmente durante las primeras semanas de embarazo, cuando ocurre la formación del sistema nervioso central del feto, puede causar hidrocefalia.

Métodos de diagnóstico de hidrocefalia fetal durante el embarazo.

Para diagnosticar la hidrocefalia fetal, los médicos realizan una ecografía. La cabeza del bebé se mide mediante exploración cruzada. Las características principales de la hidrocefalia fetal en la ecografía incluyen un indicador del ancho de los ventrículos laterales, que normalmente no debe exceder los 10 mm.

¿Cuál es el término para determinar la hidrocefalia? El diagnóstico se realiza a partir de la decimoséptima semana, el reexamen se realiza a las 20-22 semanas de embarazo. En la mayoría de los casos, la patología se visualiza a las 26 semanas de gestación. Otro método para determinar la hidrocefalia fetal durante el embarazo es la ecografía.

Tácticas de manejo del embarazo con hidrocefalia fetal.

Los efectos de la hidrocefalia fetal pueden ser diferentes. Dependen del tamaño del trastorno y los defectos de desarrollo asociados. En el caso de que el tamaño de los ventrículos laterales no exceda los 15 mm, no se han identificado otras anomalías y se prescribe el tratamiento, el pronóstico es relativamente favorable, no se pueden producir anomalías en el recién nacido. Se desarrolla un pronóstico desfavorable si el tamaño de los ventrículos supera los 15 mm y la hidropesía aumenta de manera intensa, se detecta hidrocefalia en la primera mitad del embarazo y hay múltiples lesiones orgánicas que son características de las enfermedades cromosómicas. En este caso, los médicos recomiendan el aborto por hidrocefalia fetal.

Actualmente, el tratamiento intrauterino de la hidrocefalia. El uso de la punción de la pared abdominal anterior de la madre desde el espacio alrededor del cerebro del feto bombea el exceso de líquido, ejerciendo presión sobre el cerebro del feto. El procedimiento se realiza 1 vez. Вторым методом лечения является внутриутробное шунтирование. Система остаётся в мозге плода до окончания срока беременности.La prevención de la hidrocefalia en el feto es prevenir enfermedades infecciosas, precaución al tomar medicamentos durante el embarazo, un estilo de vida saludable para las mujeres que planean un embarazo.

¿Qué hacer si se detecta hidrocefalia fetal durante el embarazo? Haga una cita con un neurólogo llamando al Hospital Yusupov. Después del diagnóstico, el manejo del embarazo se desarrolla colectivamente. Las mujeres ofrecen la mejor solución al problema.

Causas del edema fetal.

El edema fetal es una enfermedad heterogénea. A menudo no es posible establecer la etiología exacta, pero se conocen las causas más probables de su desarrollo. La forma no inmune puede ser causada por mutaciones (síndrome de Down, Shereshevsky-Turner, triploidía y tetraploidía), enfermedades genéticas (deficiencia de G-6-FDG, α-talasemia, síndrome de Noonan y síndrome de Pen-Shokey, etc.), trastornos de la conducción y defectos congénitos del corazón. (ASD, VSD, supraventricular y taquicardia ventricular) patologías los principales vasos (trombosis superior y venas cavas inferiores, derivación arteriovenosa) anomalía estructura tórax (abertura de hernia y la displasia asfixia), antorcha-infecciones (toxoplasmosis, CMV, la sífilis, etc. ) , displasia urogenital (estenosis congénita o aplasia del uréter, hidronefrosis), patologías del embarazo (síndrome de transfusión placentaria, corioangioma, eclampsia). La patogenia de la hidropesía no inmune del feto se basa en la insuficiencia cardíaca del niño, la hipoproteinemia y la anemia, que reducen la presión oncótica de la sangre.

Además de todas las razones anteriores para el desarrollo de la hidropesía fetal, se pueden identificar factores de riesgo que aumentan el riesgo de una forma no inmune. Estos incluyen el embarazo antes de los 16 o después de los 40 años, el embarazo múltiple y posparto, la macrosomía. El sexo masculino se considera más propenso a la hidropesía del feto. La causa principal de la hidropesía inmunitaria del feto es la incompatibilidad de la madre con el feto en el grupo sanguíneo (0 (I) en la madre y A (II) o B (III) en el niño) o factor Rh (madre Rh +, y niño Rh-)) como resultado, se produce la hemólisis de los eritrocitos del niño y se desarrolla la enfermedad hemolítica. En este momento, esta opción es extremadamente rara debido a las medidas de diagnóstico generalmente aceptadas en obstetricia.

Pronóstico y prevención del edema fetal.

El pronóstico para la hidropesía no inmune del feto es desfavorable en la mayoría de los casos. La supervivencia no es más del 20-30% del número total de recién nacidos con esta patología. Si se produce una hidropesía no inmune en la primera mitad de la gestación, existe un alto riesgo de aborto espontáneo y, en la segunda, la muerte intrauterina del niño. Con la hidropesía inmune del feto, el resultado es más favorable: aproximadamente el 85% de los niños sobreviven en el contexto del tratamiento. La profilaxis específica solo se puede llevar a cabo en relación con la forma inmune de la hidropesía fetal. Está indicado para una incompatibilidad confirmada de la sangre de la madre y el niño. Su esencia radica en la introducción de la madre de las inmunoglobulinas, que evitarán la hemólisis de los glóbulos rojos fetales. Las medidas preventivas inespecíficas consisten en la planificación racional del embarazo, un examen completo durante el parto, visitas periódicas a clínicas prenatales, tratamiento de enfermedades somáticas e infecciosas de la madre.

Causas de hidrocefalia en el feto durante el embarazo

Normalmente, el líquido cefalorraquídeo se expulsa de las cámaras del cerebro y se desplaza a la columna vertebral, donde proporciona protección y nutrición. Después de lo cual el líquido cefalorraquídeo es absorbido y absorbido por los tejidos circundantes.

La hidrocefalia congénita en el feto durante el embarazo se desarrolla debido al retraso del líquido cefalorraquídeo. El cuerpo no puede eliminar el líquido, comienza a estancarse y tiene efectos adversos en la formación del bebé.

Las causas que conducen a la aparición de patología están asociadas con la predisposición genética. Ante la presencia de dicha enfermedad en los padres o parientes cercanos, un genetista llamará la atención de los médicos sobre este hecho. Para no perderse la enfermedad y realizar un seguimiento del desarrollo a lo largo del tiempo, se programarán exámenes de ultrasonido regulares.

Otras causas de la enfermedad incluyen:

  • enfermedades infecciosas (rubéola, citamegalovirus, herpes, toxoplasmosis, sífilis),
  • patología del cerebro o médula espinal,
  • tumores malignos emergentes.
Cualquier malformación congénita (síndrome de Chiari, alteración cromosómica, estrechamiento del canal) también es provocada por la acumulación de líquido cefalorraquídeo.

El volumen del cerebro en un bebé, a menudo mucho más grande que el cráneo, crea presión, el fluido se estanca y la cabeza aumenta de tamaño.
Por lo tanto, al diagnosticar el ultrasonido, es necesario prestar atención a la forma y los parámetros de la cabeza. Las mediciones se realizan en corte transversal. El ancho de los ventrículos en la normal debe ser de hasta 10 mm. Un ligero exceso indica un seguimiento regular del desarrollo de la patología.

Síntomas de hidrocefalia en el feto.

El principal parámetro de diagnóstico es la cabeza grande del bebé, con una tendencia a un mayor crecimiento, en comparación con la altura y el peso. La apariencia del bebé se dirige constantemente hacia abajo debido a la cabeza que pesa más. El resorte en la cabeza se endurece antes de tiempo o se vuelve más convexo. Después del nacimiento, la hidrocefalia fetal se hace más visible. Los huesos frontales están muy agrandados, el niño puede aferrarse a la cabeza, lo que significa fuertes dolores de cabeza.

Una mujer puede sentir mayor somnolencia, irritabilidad y debilidad. La presión arterial alta, que no pasa por la sensación de náusea y migraña persistente, indica la presencia de un proceso patológico.

A pesar de la presencia de síntomas, es posible sospechar la enfermedad y hacer un diagnóstico adecuado solo después de pruebas instrumentales y de laboratorio.

Posibles consecuencias de la hidrocefalia en el feto.

Las consecuencias dependen directamente de lo que causó el proceso patológico en el período de formación prenatal. Las cámaras agrandadas de hasta 15 mm a menudo se pueden tratar durante la gestación. Superar este parámetro provoca daños en el sistema nervioso central. Existe un alto riesgo de tener un niño con patologías:

  1. Síndrome de down,
  2. "Labio leporino"
  3. atrofia cerebral
En el útero, el bebé toma la posición incorrecta debido a la cabeza grande. A menudo, la actividad laboral se produce cuando el niño está ubicado dentro del útero, las piernas hasta la garganta, lo que conduce a complicaciones.

Con una gran acumulación de líquido, los médicos a menudo recomiendan el aborto, ya que la probabilidad de un bebé sano es muy pequeña. Una alta mortalidad de niños en el primer año de vida.

Hidrocefalia fetal durante el embarazo: ¿qué hacer?

Los padres de un niño a menudo se preguntan qué hacer? ¿Cómo ayudar y curar al bebé?

Inicialmente, el diagnóstico lo establece un pediatra y un neurólogo. Después de eso, el bebé debe ser examinado por un neurocirujano, para la posibilidad de llevar a cabo acciones rápidas.

El principal objetivo de la intervención quirúrgica es la eliminación del líquido cefalorraquídeo de las cámaras mediante derivación. Durante la operación, se instalan catéteres de silicona con válvulas especiales para el flujo normal hacia la cavidad abdominal. Con menos frecuencia, el cirujano puede llevar el líquido cefalorraquídeo a la aurícula derecha o al canal espinal.

En la etapa actual del desarrollo de la medicina, las operaciones se llevan a cabo con una intervención mínima en los órganos internos. Gracias a la ventriculostomía endoscópica, se puede evitar la implantación de derivaciones, pero este procedimiento solo ayudará a los pacientes con cierta forma de la enfermedad (oclusiva).

En caso de desarrollo prenatal, la terapia con medicamentos se prescribe para la salida de líquidos y la mejora de la circulación sanguínea. Además, la cirugía de bypass es posible durante el período de gestación, a través del abdomen de la madre. Después del nacimiento del niño, se retira la derivación y se realiza un diagnóstico completo.

La hidrocefalia en el feto en el tercer trimestre, con un mal pronóstico de los médicos, implica la interrupción por razones médicas. Pero la decisión, en este caso, solo toman los padres.

Complicaciones

¿Qué es la hidrocefalia peligrosa durante el embarazo? Dado que la enfermedad es hereditaria, es muy probable que esta patología se encuentre en el feto. Con la detección oportuna de desviaciones de la norma y el tratamiento adecuado, se pueden evitar las consecuencias.

Cuando se adquiere hidrocefalia debido a enfermedades infecciosas, existe un riesgo de desarrollo de patologías en el feto incompatibles con la vida. En tales casos, se recomienda el aborto.

La hidrocefalia del feto puede causar complicaciones como malformaciones de los órganos y sistemas internos, retraso del crecimiento y retraso físico y mental después del nacimiento.

¿Qué está haciendo el doctor?

Dropsy se trata con varios tipos de terapia. Para la hidrocefalia causada por una infección o lesión en la cabeza, se selecciona un tratamiento farmacológico. Se basa en el uso de medicamentos que ayudan a reducir la producción de líquido cefalorraquídeo y la eliminación del exceso de líquido del cuerpo (diuréticos). Según el cuadro clínico, también se pueden prescribir medicamentos para mejorar la circulación sanguínea en el cerebro, los complejos vitamínicos y otros medicamentos que eliminan los síntomas. Se recomienda a las madres embarazadas con un diagnóstico de hidrocefalia que eviten el calor excesivo (por ejemplo, bañeras de hidromasaje) y que vigilen cuidadosamente la cantidad de líquido consumido.

El tratamiento de la hidropesía del cerebro con la ayuda de la derivación se debe realizar antes del inicio del embarazo.

Con el desarrollo de la medicina moderna, el tratamiento de la hidrocefalia cerebral fetal se hizo posible de forma intrauterina. Hay dos métodos:

  1. Cuando se usa una punción en el abdomen de la madre, el exceso de líquido se extrae del espacio alrededor del cerebro fetal, ejerciendo presión sobre el cerebro del bebé. El procedimiento se realiza una vez.
  2. Se inserta una derivación en el cerebro del feto para descargar el LCR. El tubo permanece en el cerebro del niño hasta el final del embarazo.

Las medidas terapéuticas tardías, así como ignorar el tratamiento, causan complicaciones graves y la interrupción del embarazo.

Prevención

Si la hidropesía del cerebro no es hereditaria, la futura madre debe controlar cuidadosamente su salud, hacerse la prueba a tiempo y pasar todas las pruebas necesarias. También es necesario tomar ácido fólico al inicio del embarazo, complejos vitamínicos prenatales.

El tratamiento de las enfermedades infecciosas debe llevarse a cabo antes de planificar el embarazo.

El tratamiento de la hidrocefalia por el método de derivación se realiza antes de la concepción. En ausencia de complicaciones y síntomas crecientes, el parto se realiza por vía vaginal. Si hay evidencia, se puede asignar una derivación de reemplazo.

Causas de la hidrocefalia

La hidrocefalia del cerebro en el feto surge debido a muchos factores, pero aún así son principalmente las infecciones que entran al cuerpo de la madre. Y cuanto antes ocurra esto, peor será para el futuro bebé.

La lista de causas probables asociadas con el desarrollo de hidrocefalia:

  1. Infecciones de transmisión sexual. La sífilis conduce a una función alterada del sistema nervioso y también contribuye al desarrollo de la hidropesía.
  2. Ureaplasmosis. ¿Es posible que la aparición de la enfermedad como resultado de esta infección siga siendo un tema controvertido, pero se han registrado casos en la ecografía del feto durante el embarazo?
  3. La presencia de infección por clamidia en el útero también causa esta patología y, junto con ella, afecta la función visual y el sistema nervioso.
  4. Toxoplasmosis: estos patógenos dañinos son causados ​​por el contacto con los animales, así como por la ingestión de carne mal procesada. Especialmente peligroso cuando se trata de las primeras etapas del embarazo.
  5. El agente causal de la infección por rubéola puede causar un aborto espontáneo en el embarazo temprano. Pero si la infección del feto ocurrió en los últimos períodos, entonces es posible que esta sea la causa del desarrollo de la hidropesía en el cerebro del feto.
  6. Si la madre tiene herpes durante el embarazo, existe riesgo de hidrocefalia en la mitad de los casos. Los niños también tienen lesiones de la piel y del sistema nervioso.
  7. Citomegalovirus: esta infección afecta el nivel celular del sistema nervioso y contribuye al desarrollo de anomalías, incluida la hidrocefalia.
  8. Síndrome de Chiari, o patología congénita, en la cual el tallo cerebeloso se baja hacia el occipital. Por lo tanto, existe una violación de la circulación de líquido en la médula espinal. El cerebro crece de tamaño y el cráneo sigue siendo pequeño.
  9. Con las anomalías cromosómicas o el síndrome de Edwards, prácticamente todos los órganos se ven afectados, por lo que estos recién nacidos mueren en los primeros meses de vida.
  10. Con el estrechamiento del acueducto cerebral, que pertenece a factores congénitos de la enfermedad, se altera el flujo de líquido del cerebro. Más a menudo esto ocurre cuando una cierta edad.
  11. La hidrocefalia también contribuye a los malos hábitos, que a la mujer le gustaba durante el embarazo. Por ejemplo, beber y fumar, tomar medicamentos no recetados por un especialista, el impacto de factores dañinos durante la formación del feto.

Antes de ser madre, se recomienda someterse a un examen completo: pasar todas las pruebas necesarias y, si detecta la presencia de agentes infecciosos, realice un curso de procedimientos terapéuticos.

Consecuencias de la patología.

Todos aquellos factores que amenazan la ocurrencia de consecuencias negativas dependen de los defectos de desarrollo y las causas de la interrupción. Por ejemplo, si el tamaño de los ventrículos laterales no ha alcanzado los 15 mm y no se han identificado otras patologías, esto es fácil de tratar durante el embarazo. Entonces el bebé nacerá sano.

Si el tamaño de los ventrículos supera los 15 mm, la hidrocefalia fetal comienza a desarrollarse rápidamente, lo que afecta negativamente al feto. La consecuencia de la presencia de hidropesía puede ser fatal, así como posibles enfermedades del sistema nervioso central.

Solo la preparación para el futuro embarazo y parto no dará a la patología la oportunidad de surgir.

Si hay signos de la aparición de la enfermedad, es necesario consultar a un médico. A su vez, el especialista nombrará una serie de exámenes y decidirá sobre el tratamiento. Si la patología es causada por enfermedades infecciosas, entonces, como norma, la terapia se prescribe para eliminar el exceso de líquido del cuerpo y reducir la producción de líquido cefalorraquídeo. También se pueden prescribir vitaminas, medicamentos para mejorar la circulación cerebral. Las mujeres embarazadas con un diagnóstico de hidrocefalia no deben permanecer en habitaciones con altas temperaturas, deben beber muchos líquidos. En las primeras etapas de la enfermedad, se aplica un tratamiento terapéutico, es decir, el médico que lo atiende receta medicamentos que son benignos para la mujer y su futuro bebé.

La medicina moderna tiene dos métodos más únicos de tratamiento:

  1. Con el uso de punción bombea el exceso de líquido dentro del útero. Este procedimiento se realiza una vez.
  2. Se inserta una derivación especial en el cerebro del feto, que es necesaria para extraer el líquido cefalorraquídeo o líquido cefalorraquídeo del cerebro del feto. Esta condición persiste durante todo el embarazo.

Si las medidas para proteger la salud del futuro bebé no se realizan de manera oportuna, las consecuencias pueden ser diferentes e irreversibles.

Medidas preventivas

Si la hidrocefalia no tiene síntomas hereditarios, la mujer que está en el período de espera para el bebé debe controlar cuidadosamente el estado de su salud. Es importante visitar la clínica, hacerse la prueba a tiempo, comer bien, tener más tiempo para estar al aire libre, tomar preparaciones de ácido fólico para el desarrollo normal del feto.

Si hay enfermedades infecciosas, es mejor llevar a cabo el tratamiento antes de planificar el embarazo, ya que durante el embarazo, muchos medicamentos están contraindicados. El procedimiento de derivación para las mujeres también debe llevarse a cabo antes de concebir un bebé. Los exámenes de ultrasonido planificados también son medidas profilácticas.

Pin
Send
Share
Send
Send