El embarazo

Cómo entender que el bebé no está harto de la leche materna.

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Cómo saber que un bebé no se alimenta con leche materna? Hay diferentes maneras, pero todas son muy imperfectas. Sí, puede expresar y medir completamente el volumen recibido, incluso puede pesar al recién nacido antes y después de la alimentación, y luego calcular la diferencia de peso. El único indicador objetivo y más confiable será el comportamiento de los niños. Sea observador y pronto podrá determinar con precisión si su bebé está lleno o no. Es útil conocer los principios de una alimentación adecuada, así como los signos y las causas de muy poca leche en el seno.

¿Cómo determinar que la leche es suficiente?

¿Cómo entender que el bebé se alimenta con leche materna? Algunas señales ayudarán aquí. Hay 5 de ellos:

  1. El número de alimentaciones por día - 8-12. Puede haber más, también será la norma. El apego frecuente al pecho se debe a tres factores:
    • El bebé necesita un contacto cercano con la madre.
    • Su pequeño estómago es simplemente incapaz de contener mucha comida,
    • Digestión rápida de la leche materna.
  2. La duración de una alimentación - al menos 20 minutos. No es necesario determinar la duración de la comida: el bebé debe chuparse el pecho hasta que se coma solo. Si ha dejado de comer y se está comportando con calma, balbuceando alegremente o durmiendo tranquilamente, tiene suficiente leche. Tenga cuidado de que la posición de alimentación (tanto la suya como la del bebé) no cause molestias.
  3. Reflejo de deglución claramente trazable. Verifique que el bebé no solo esté golpeando, es decir, tragando. Al principio, lo hará a menudo, porque tiene hambre, y la llamada leche cercana es líquida y no muy nutritiva. Después de unos minutos, la deglución se volverá menos frecuente, ya que el hambre se apagará y la leche distante será más espesa, y es necesario hacer esfuerzos para tragarla.
  4. Un niño aumenta de peso de acuerdo con las normas (recomendamos leer: ¿qué hacer si un niño aumenta poco de peso cuando lo amamantan?). En los primeros días, el peso del bebé será menor en comparación con el nacimiento. Esto es normal, ya que el cuerpo se deshace del meconio (excremento original, formado en el útero) y la inflamación del tejido. El aumento de peso de la pista comienza a partir del cuarto día de vida: el aumento debe ser de 125-215 g por semana.
  5. El bebé se ve saludable. Es tranquilo, pero al mismo tiempo, muestra actividad y curiosidad, es animado, pero no muy excitado. Cuando quiere comer, su pecho le exige en voz alta, cuando come, duerme pacíficamente o está despierto. El color rosado de la piel y su elasticidad también dirán que el bebé recibe una nutrición adecuada en cantidades suficientes.

Llevará bastante tiempo rastrear los síntomas enumerados. Si tiene dudas, puede utilizar la medida de la cantidad de orina y heces.

No hay suficiente poder

Para comprender que el bebé no tiene suficiente leche, hay 3 pruebas simples:

  • pañales mojados
  • cantidad de heces
  • aumento de peso

¿Cuántos recién nacidos de mierda? En los primeros 3 días de vida como tal, todavía no tienen silla. La masa oscura que se puede ver en un pañal es meconio (heces primarias). Aparecerá en pequeñas cantidades 1-2 veces por día. Luego, cuando el bebé ya está amamantando y su digestión comienza a funcionar, la excreción de las heces ocurre 5 veces al día.

¿Qué ganancia de peso se considera la norma? En los primeros 3 meses, no menos de 500 g por mes o 125 g por semana. Entonces esta cifra se reduce ligeramente - 300 g por mes. Se debe tener en cuenta que el aumento de peso puede ocurrir de manera desigual, pero esto es normal y no debería causar alarma. Seguimiento de la intensidad del aumento de peso después de 1 o 4 semanas. Hacer esto más a menudo no es necesario.

Día y noche, debe vigilar cuidadosamente la condición de su bebé. Hay señales que hablan no solo de la falta de nutrición, sino de deshidratación:

  • el niño es demasiado lento y somnoliento,
  • sus ojos estaban hundidos y sus globos oculares estaban apagados,
  • La membrana mucosa en la boca está seca, la saliva se ha vuelto viscosa,
  • el bebé está llorando, pero usted no ve lágrimas (recomendamos leer: ¿por qué llora el bebé a menudo?),
  • la piel se volvió flácida (si se pellizca suavemente, no se alisa inmediatamente),
  • hay un olor desagradable de la boca,
  • Orina oscura y saturada con un olor fuerte, que aparece 6 o menos veces al día.

El último punto, así como la presencia simultánea de 2 o 3 personas más, una señal de que necesita llamar a una ambulancia con urgencia. No apriete, para no llevar a la posición deplorable.

Si la madre notó que el bebé se había vuelto letárgico y somnoliento, es posible que estemos hablando de deshidratación.

¿Por qué la leche no es suficiente?

La razón principal por la que el bebé no tiene suficiente leche materna es muy simple y banal: un proceso de lactancia materna mal organizado. Veamos que factores llevan a esto:

  1. Cumplimiento de régimen estricto. Los especialistas en lactancia concluyeron que el proceso debería ser natural. Para alimentar al niño lo necesitas cuando te lo pide. Lo único que es deseable observar es el intervalo de tiempo entre las alimentaciones, que debe ser de al menos 2 horas.
  2. Alimentación muy corta. El bebé debe comer hasta que esté lleno. Una alimentación debe durar al menos 20 minutos.
  3. El bebé se apropia indebidamente de los senos.
  4. Cuando se alimenta, adopta una postura incómoda (se recomienda leer: las posturas recomendadas para alimentar a un recién nacido).
  5. Reducción de la alimentación nocturna o abandono completo de las mismas. Alimentar por la noche y por la mañana estimula al máximo la lactancia.
  6. Abuso de los maniquíes.
  7. Biberón
  8. El uso de forros de silicona. Evitan el agarre adecuado del pezón. Solo se pueden aplicar temporalmente cuando se lesiona el pezón.

Hay otras razones por las que un bebé no come leche materna. Entre ellos se encuentran:

  • Mala nutrición de la madre lactante y baja ingesta de líquidos.
  • estado tenso o estresante de mamá,
  • trastornos hormonales en el cuerpo de la madre,
  • descanso insuficiente,
  • Características fisiológicas de los senos (pezones planos, conductos lácteos estrechos) o problemas temporales (lactostasis, grietas en los pezones).
  • mal funcionamiento del sistema digestivo del bebé,
  • secreción nasal e hinchazón de la mucosa nasal, debido a lo que el bebé no puede respirar adecuadamente y chupar los senos,
  • niño demasiado grande, que carece de nutrición,
  • Bebé demasiado débil que simplemente no tiene suficiente fuerza para comer durante mucho tiempo.
El estrés en una madre lactante también puede hacer que el bebé no coma lo suficiente y que le falte leche.

Proceso de alimentación adecuado

Si entiende que su bebé no tiene suficiente leche materna debido al incumplimiento de las reglas de alimentación, no es muy difícil resolver el problema. Es necesario eliminar los errores y asegurar que todo y el niño lo hagan para que ya no surjan más dificultades. Siga las recomendaciones:

  1. Alimenta a tu bebé cuando lo requiera. Cuanto más chupa, más se estimula la producción de leche.
  2. No apresure al niño. Cuando esté lleno, solo suelta el cofre.
  3. Asegúrese de que el agarre del pecho es correcto. La boca del bebé debe estar bien abierta y capturar no solo el pezón, sino toda la areola. Si solo captura el pezón, el líquido nutriente no será aspirado y usted sentirá un dolor intenso. Se debe escuchar y cómo se traga el bebé.
  4. Asegúrese de sentarse cómodamente o acostarse cuando se alimenta. La cabeza y la espalda del niño deben estar en la misma línea plana, la cabeza, justo por encima de las piernas. Examina las 9 posturas más cómodas para los HBs.
  5. Es recomendable aplicar el bebé a un solo seno en una sola toma. Así que lo chupará todo completamente.
  6. Los bebés débiles duermen mucho, por lo que a menudo hay que despertarlos para alimentarlos. Durante el día, hágalo nada menos que después de 3 horas, y por la noche, después de 5. Antes de amamantar, puede lavar al bebé; esto lo animará un poco.
  7. No utilice biberones ni chupetes. Es más fácil chupar de un biberón que de un pecho, por lo tanto, los niños a menudo rechazan un pecho en favor de un biberón. Dele solo el biberón como último recurso, por ejemplo, cuando el pezón está lesionado y usted simplemente no puede soportar la alimentación.
  8. Descansa y duerme mucho. Dona tareas domésticas para un buen descanso. Cuanto mayor sea el grado de fatiga, menos leche habrá producido.
  9. No se niegue a ayudar, incluso si ofrece un amigo que vino a visitarlo.
  10. Coma cada vez que se alimente, es decir, al menos 5 veces al día. Asegura una dieta completa y abundantes líquidos tibios.
  11. Si encuentra problemas de salud en su bebé, asegúrese de mostrárselo a su médico.

7 mitos sobre la lactancia

Cuando las madres jóvenes están seriamente preocupadas por la cuestión de si el bebé tiene suficiente leche, pueden escuchar consejos dudosos y sin sentido, y de hecho, las acciones incorrectas pueden tener resultados desastrosos. Disipemos algunos de los mitos sobre la alimentación y advirtámosnos de los errores:

  1. Pese al bebé antes y después de alimentarlo para determinar si está lleno. Las lecturas serán tan inexactas que el procedimiento pierde todo el significado. Pesar más de una vez a la semana se considera más o menos objetivo.
  2. Mezcla de pienso. Para producir más leche, el bebé debe mamar bien. Si lo aplica en su pecho muy poco y además le da la mezcla, prepárese para el hecho de que la lactancia empeorará.
  3. Alimentación de leche de vaca o de cabra. El tracto gastrointestinal de un recién nacido no puede digerir tales alimentos. De leche de vaca o de cabra pueden comenzar problemas con la barriga.
  4. Señuelo antes de los seis meses. La comida para adultos, aunque sea en pequeñas cantidades, también puede conducir a problemas digestivos.
  5. Alimentación en agua u otro líquido antes de la introducción de alimentos complementarios. Esto no es necesario en absoluto, ya que la leche materna consiste en un 86% de agua y es suficiente.
  6. El uso de la leche materna para aumentar su producción. La leche en las glándulas mamarias se forma a partir de la sangre, por lo que no tiene sentido sobrecargar adicionalmente su dieta. Para que se forme y se sature, necesita vitaminas y otras sustancias beneficiosas que la madre recibe con una buena nutrición.

Alimentación natural: proporcionar al niño no solo comida, sino también buena inmunidad, así como intimidad espiritual con la madre. Si desea que su niño crezca y se desarrolle por completo, haga todo lo posible por mantener y normalizar este proceso. Muy pronto verás que no puede ser reemplazado por nada más.

Cómo determinar que un niño es alimentado

El correcto funcionamiento y desarrollo tanto del sistema digestivo como de otros sistemas del cuerpo, la formación de inmunidad dependen de la nutrición de un niño pequeño. Es por eso que la cuestión de la saciedad del bebé molesta a la mayoría de los padres.

El hecho de que el niño sea alimentado, puede ser juzgado por las siguientes características:

  1. La mamá lo alimenta una cantidad suficiente de veces al día, de 5 a 8 veces, según la edad del bebé (o si lo solicita).
  2. El niño gana peso según las normas médicas.
  3. Duración de la alimentación al menos 20 minutos. Tampoco es necesario retrasar deliberadamente este procedimiento. Si el bebé está lleno, será divertido, comenzará a jugar o se quedará dormido en silencio, no será caprichoso.
  4. Puedes trazar el reflejo de deglución (está bien definido). Al comienzo de la alimentación, el bebé traga más rápido, ya que quiere comer. Luego el bebé succiona rítmicamente, pero más lentamente.
  5. El niño no está demasiado excitado, pero activo, tiene una apariencia saludable. Tiene piel rosa y elástica.

Ahora está claro cómo entender que un bebé ha tenido suficiente, pero tampoco vale la pena sobrealimentar al bebé, ya que esta es una carga adicional para el tracto digestivo aún no formado.

Si la madre nota que tiene un exceso de leche y que se destaca bien del pecho, entonces las migajas no necesitan 20 minutos para obtener suficiente. Esto usualmente ocurre antes, después de lo cual el niño comienza a chupar lentamente o lanza el pecho y se da vuelta.

Pesos mensuales

Para no preocuparse por si el bebé está comiendo lo suficiente, considere la tabla de aumento de peso por mes.

Estos indicadores son promediados. Si sus cifras difieren de los datos tabulares por 100-150 g, no se preocupe. El cuerpo de cada bebé es individual.

Preste atención: a veces el aumento de datos puede ser más (por ejemplo, en bebés prematuros, con anomalías de desarrollo, etc.). Pero si el pediatra en una inspección de rutina, al conocer a su bebé, asegura que no hay nada de qué preocuparse, entonces es mejor confiar en la opinión de un especialista. El nerviosismo de la madre puede transmitirse al bebé y afectar su condición, también afecta la lactancia. , Puede acudir a otro pediatra para consultar, si es así estará más tranquilo.

A medida que aumenta la tasa de leche para el bebé en el primer año.

En los primeros días, un bebé que ha experimentado estrés severo al nacer no requiere grandes cantidades de leche materna. Ya es suficiente una pequeña cantidad de calostro, que es muy nutritivo. Solo con el tiempo el "lanzamiento" del sistema digestivo, la mejora del reflejo de succión. Entonces aumenta la necesidad de nutrición.

Inmediatamente después del nacimiento, el volumen del estómago del bebé es de solo 7-10 ml. Después de dos o tres días, aumenta a 25 ml. Una semana después, el volumen se vuelve más 1.5-2 veces. La necesidad de leche materna también está aumentando.

Un mes después, la comida del niño se normaliza. Él come alrededor de 6-8 veces al día. Al mismo tiempo, el volumen de leche que se bebe durante una alimentación alcanza los 80-100 ml. En tres meses, el bebé puede comer 150 ml, en medio año, 180-200 ml, en un año, aproximadamente 250 ml de leche o una mezcla.

Señales de que el bebé tiene hambre.

Para entender si el niño es alimentado. La madre debe prestar atención a los siguientes signos, que indican que el bebé no está harto:

  • el peso corporal del bebé es demasiado bajo (el aumento de peso por mes es significativamente diferente de los datos tabulares),
  • los intervalos entre las comidas son demasiado pequeños, y en este momento el bebé está inquieto,
  • el bebé chupa mucho, pero traga un poco,
  • un niño puede tirar de todo lo que sale por su boca: ropa, sábanas, juguetes, incluso abofetearla,
  • el bebé agarra los senos con avidez, a menudo travieso, reacciona bruscamente a la apariencia de la madre, a su olor,
  • los bebés rara vez manchan los pañales,
  • La piel está seca, como las membranas mucosas,
  • el bebé se vuelve menos activo, se ve débil
  • la actividad del bebé durante la vigilia puede disminuir,
  • El niño no duerme bien.

Si la leche materna no es suficiente, entonces el desarrollo normal del bebé es cuestionable.

Causas del problema.

Si no hay dudas sobre si el niño está comiendo o no, y si el bebé realmente consume poca leche, entonces debe averiguar la causa de este fenómeno negativo. Puede ser uno de los siguientes:

  1. Adherencia exacta a la alimentación. Los expertos han hablado durante mucho tiempo sobre la necesidad de proporcionar el pecho al niño a petición suya, y no por hora. El cuerpo del bebé tiene su propio reloj biológico. Además, mucho depende de la calidad de la leche materna, la velocidad de su digestión. Lo único que no debe olvidarse son los intervalos entre comidas: no deben ser inferiores a dos horas.
  2. Corta duración de la alimentación. No debe ser inferior a 15-20 minutos.
  3. Captura incorrecta del pecho por parte del niño. Esto a menudo conduce al uso de almohadillas de silicona en los pezones lesionados.
  4. Uso frecuente de chupetes o biberones.
  5. Utilice una postura incómoda.
  6. Reducir el número de alimentaciones nocturnas o rechazarlas. Se sabe que en este caso la cantidad de leche materna también disminuye significativamente.

Hay otras razones que pueden llevar a la desnutrición:

  • ingesta inadecuada de líquidos por parte de la madre lactante, como resultado de lo cual la cantidad de leche disminuye,
  • mujeres desnutridas,
  • situación estresante, choque emocional o nervioso (tales factores pueden detener completamente la lactancia),
  • fallo hormonal,
  • Características fisiológicas de la mama, en las que el niño no puede capturar adecuadamente el pezón,
  • problemas con el sistema digestivo del bebé (así como otras enfermedades somáticas del bebé),
  • congestión nasal, secreción nasal en un niño (en este caso, no puede respirar adecuadamente, es caprichoso).

El problema de la desnutrición puede ocurrir si el niño es muy grande y simplemente no tiene suficiente leche, así como si el bebé es débil y no tiene la fuerza para mamar durante mucho tiempo.

Si se eliminan estas causas, la nutrición del bebé mejorará. Sin embargo, en algunos casos, la madre tendrá que ir al médico mucho antes del examen programado (generalmente se realiza una vez al mes).

Cuando necesite ver a un médico inmediatamente

Por lo tanto, debe llamar a una ambulancia si:

  • el niño está constantemente lento, su actividad habitual está ausente, tiene poco interés en el mundo exterior,
  • los ojos se hunden, y la mirada se vuelve opaca,
  • hay mal aliento
  • el bebé está llorando constantemente, pero las lágrimas no se destacan,
  • las membranas mucosas se secan, la piel está suelta (arrugada),
  • El color de la orina cambió y se volvió más oscuro.

Estos signos indican deshidratación severa. Si el tiempo no toma acción, incluso es posible la muerte. El cuerpo del bebé todavía es demasiado débil para hacer frente a la deshidratación.

Решение проблемы

Многие молодые мамы бьют тревогу: «Что делать? Грудничок не наедается!» Сначала нужно понять, действительно ли это так. Если проблема существует, то женщине нужно принять следующие меры:

  1. Alimentar al bebé cuando él quiera. Cuanto más se chupe el pecho, más leche se liberará. Especialmente en lo que se refiere a la alimentación nocturna, es imposible rechazarlos.
  2. No se puede tomar el pecho de un niño. Cuando come, suelta el pezón (o comienza a succionar muy lentamente, se queda dormido).
  3. Mira como el bebé sostiene el pecho. Su boca debe estar bien abierta. Debería capturar tanto el pezón como la areola.
  4. Durante la alimentación, debe ser conveniente tanto para la madre como para el niño. La posición deseada debe ser seleccionada individualmente.
  5. Durante un procedimiento, el bebé debe aplicarse solo a un pecho y esperar a que se vacíe por completo.
  6. Si el bebé se debilita, necesita ser alimentado cada tres horas (así es como resulta ser lo suficientemente normal).
  7. Es importante abandonar los chupetes y las botellas. La succión prolongada del chupete puede interrumpir el desarrollo de la mordida del bebé, y la mezcla del biberón es mucho más fácil, por lo que pronto el bebé rechazará el pecho por completo.
  8. Descansa más. Cuanto más se cansa una mujer, mayor es el riesgo de reducir la cantidad de leche materna. Al mismo tiempo, no debe rechazar la ayuda de familiares y amigos.
  9. La mamá necesita comer inmediatamente después de la alimentación (al menos cinco veces al día). Debe usar una cantidad suficiente de líquido tibio (para mejorar la lactancia, es bueno beber té caliente, bebida de frutas, compota de jugo de frutas). Es importante comer bien. De la dieta es necesario excluir todos aquellos productos que pueden causar alergias en el bebé, interrumpir el proceso de su digestión.
  10. Si una mujer que está amamantando no tiene suficiente leche o falta por algún motivo, entonces debe cambiar a alimentación mixta (leche materna + fórmula) o artificial (solo fórmula). Recuerde: durante la alimentación mixta, la mezcla siempre se administra solo después de aplicarla al seno, de lo contrario, la miga puede negarse a succionar y la lactancia disminuirá.
  11. Si la alimentación artificial de la madre da la impresión de que el niño no está harto de la mezcla, solo debe reemplazarla (teniendo en cuenta el fabricante y el contenido calórico del producto). Es bueno si el pediatra selecciona la nutrición inicial.

Debe recordarse que si la situación no cambia: el niño se debilita, se vuelve caprichoso, no duerme bien, etc., es necesario ponerse en contacto con un pediatra de inmediato.

Que no hacer

Debido a la inexperiencia o al temor aumentado por un niño, una mujer trata de hacer todo lo que los demás le aconsejan. Pero hay cosas que no es necesario hacer:

  1. No es necesario pesar al bebé cada vez antes y después de la alimentación. Los resultados pueden variar ampliamente, y el riesgo de error es alto. Es mejor hacer esto (en presencia de escalas en el hogar) una vez a la semana.
  2. Si el bebé es amamantado, no necesita ofrecer persistentemente un poco de agua y jugos (hay suficiente líquido en la leche para satisfacer las necesidades de un organismo pequeño) y alimentar el alimento no antes de seis meses.
  3. No es necesario regar al bebé con leche de cabra o de vaca. Su proteína es mal absorbida por un cuerpo pequeño, por lo que la funcionalidad intestinal puede verse afectada. Si no hay otra alternativa a la lactancia materna, es necesario diluir el producto según la edad.
  4. Una mujer no debe comer por dos. La leche materna no se forma a partir de productos, por lo tanto, si los usa en grandes cantidades, no puede aumentar la cantidad de leche y el peso corporal, lo cual es bastante difícil de combatir.

Si los padres jóvenes están preocupados por algo, no dude en ponerse en contacto con el pediatra seleccionado antes del examen programado.

Consecuencias de la desnutrición.

El cuerpo del niño está creciendo activamente, por lo que un alimento estable y de alta calidad es vital para él. Si el bebé está constantemente desnutrido, las siguientes consecuencias son posibles:

  1. El desarrollo de la distrofia severa debido a la falta de proteínas. En este caso, el bebé está perdiendo rápidamente masa muscular.
  2. El desarrollo de enfermedades del sistema cardiovascular.
  3. Agotamiento progresivo del cuerpo, que conduce a la muerte.
  4. Mal funcionamiento del sistema hormonal.
  5. Aumento de la fragilidad ósea.
  6. Formación anormal de la inmunidad, etc.

La desnutrición en los bebés es un problema grave y, a menudo, requiere la intervención de médicos. Pero los padres no deben entrar en pánico de inmediato, tratar de introducir una doble porción de leche en el bebé y elegir independientemente alimentos adicionales o alternativos. Es mejor consultar con un especialista y determinar la causa del problema, si existe.

Recuerde, es mejor estar seguro en las preguntas con los bebés que lamentarse después de su falta de acción, ya que algunas condiciones peligrosas en niños hasta un año de progreso son bastante rápidas.

Síntomas de desnutrición infantil.

Con la unión correcta al seno, la correcta captura del pezón por parte del bebé, la lactancia posparto mejora de inmediato.

Los principales signos por los cuales se puede determinar que no hay suficiente leche:

  1. El recién nacido no está ganando peso bien o incluso perdiendo valiosos gramos. El pediatra en este caso designa el pesaje frecuente del niño. Normalmente, cada mes debe sumar 500 g.
  2. La lactancia materna se comporta inquieta, nerviosa. Eso arroja el cofre, luego comienza a chuparlo con avidez. En medio de chupar, llorar, llorar. Por el contrario, si hay suficiente leche, el niño deja de comer, mientras está satisfecho y sonríe.
  3. La falta de movimientos de deglución o su reducción. Cuando el bebé obtiene suficiente leche, después de aproximadamente cuatro movimientos de succión, se produce la deglución.
  4. Después de la última alimentación, no pasa el tiempo suficiente, y el bebé nuevamente está buscando el seno y le pide que coma. Normalmente, el bebé no necesita leche durante aproximadamente tres horas.
  5. Un cambio en las heces (su color adquiere un tinte verdoso, puede ocurrir estreñimiento), la cantidad de micción disminuye (menos de 10 veces). La orina se vuelve de color oscuro.
  6. El niño deja de estar activo, pidiendo bolígrafos.
  7. Sueño corto, inquieto.
  8. El bebé puede chuparse un dedo o un rincón de la manta. Al mismo tiempo golpea con fuerza sus labios.
  9. Pueden aparecer signos de deshidratación. Cuando no hay leche, el bebé carece de líquido (una gran cantidad de agua ingresa a la leche materna).
  10. No hay eructos después de la alimentación.

¿Cuáles son algunas de las razones por las cuales la leche materna puede no ser suficiente?

Comprender que el bebé no termina, es más fácil. Y es por eso que la falta de leche de la madre es más difícil de descubrir. Sólo un estudio exhaustivo del problema aclarará la verdadera causa. Los principales factores que causan la pérdida de leche incluyen: el entorno de la madre, su estado interno, trastornos o enfermedades asociadas con el niño.

  1. Falta de apoyo por parte de familiares, conflictos y situaciones estresantes.
  2. Falta de descanso El resultado es fatiga, fatiga. Quizás no haya organizado un lugar para alimentar al niño.
  3. Dieta equivocada (falta de vitaminas y minerales, proteínas, grasas y carbohidratos). Comer alimentos picantes y salados conduce a un cambio en el sabor de la leche y es posible que el bebé no tome el pecho por este motivo.
  4. Grietas, heridas en el pezón.
  5. Rasgos anatómicos de la estructura de los pezones (planos o retraídos).
  6. Apego incorrecto al seno, cambios frecuentes cuando se alimenta un seno a otro.

Señales de que los problemas de desnutrición se relacionan con las características del desarrollo y la condición del cuerpo del niño.

  • Problemas en la nariz. Goteo nasal, hinchazón, congestión nasal no permite respirar libremente durante la succión.
  • Lesiones y enfermedades inflamatorias de la cavidad bucal.
  • Postura incómoda del niño durante la alimentación.
  • Enfermedades endocrinas.
  • Maniquí de succión adicional entre las alimentaciones.

Cómo solucionar el problema

Si hay un problema, entonces la madre tiene una pregunta: ¿qué hacer si el bebé no está alimentado con leche materna? En el caso en que fue posible determinar el problema, el problema se resuelve más fácilmente. La mayoría de las veces, hay suficientes eventos simples y la leche materna se restaura.

  1. Madres de comida regular de calidad y productos saludables. Todos los días deben ser tres platos calientes (cereales, pasta, carne).
  2. Modo de beber bien establecido. Es útil para beber durante la alimentación en sí (té con leche, gelatina, compota).
  3. Paseos frecuentes en el aire fresco.
  4. Cuando el bebé está durmiendo, la mujer misma debe descansar. La recuperación de la leche es mucho más importante que los asuntos domésticos.
  5. La técnica de aplicación de la mama debe ser correcta.
  6. Para alimentar al niño no por hora, sino a pedido. La alimentación nocturna es muy importante.
  7. Es posible alimentar al niño con leche extraída.
  8. Masaje de mama mejorará el flujo de leche.
  9. Los accesorios especiales de alimentación facilitan este proceso. Puede comprar una almohada especial que le permitirá relajarse y adoptar la postura correcta tanto para la madre como para el niño.
  10. Eliminar conflictos, situaciones estresantes.

Cómo ayudar a su hijo con un problema

Si la razón no está en la madre y en el entorno, debe averiguar si el bebé tiene algún trastorno del desarrollo.

  • Para pasar la inspección a expertos limitados: otorrinolaringólogo, endocrinólogo, gastroenterólogo. Quizás, se asignarán métodos adicionales de examen (ecografía de la cavidad abdominal, coprograma, análisis de sangre y orina).
  • Debe atraer a la leche infantil expresada. Existe el peligro de que el bebé se niegue completamente del pecho. Comer de una botella con un maniquí es mucho más fácil y rápido. La alimentación debe ser de una jeringa o de una cuchara.
  • Si la leche no es suficiente o se ha ido, entonces vale la pena cambiar a la mezcla. La cocción debe ser estrictamente de acuerdo con las instrucciones, que se encuentran en cada banco. La primera porción debe hacerse en pequeñas cantidades.
  • Sucede que el niño se duerme rápidamente durante la alimentación. En esta situación, deberías despertarlo.

Para verificar cuánto chupa el bebé la leche del seno, debe pesarla antes y después de amamantar. Pampers no necesita ser cambiado, incluso si el bebé ha orinado.

En los primeros días después del nacimiento, el bebé necesita aproximadamente 200 ml durante todo el día. Un bebé de un mes de edad bebe hasta 600 ml por día.

Difícilmente pueden ayudar en la situación actual: el consumo abundante de leche por parte de la madre, la introducción temprana de alimentos complementarios, la suplementación con la mezcla adaptada. Todos estos métodos son ineficaces porque el niño comenzó a ganar peso.

Un bebé con leche materna recibe muchos nutrientes, así como anticuerpos, que protegen su cuerpo de enfermedades en los primeros meses de vida. Es muy importante asegurarse de que haya suficiente leche y que no desaparezca. No sea tímido ante los consejos de especialistas que le dirán la manera correcta de salir de esta situación.

Los principales signos de malnutrición infantil.

  1. Llanto hambriento: toda madre, por la naturaleza del llanto de su bebé, puede determinar lo que necesita,
  2. Baja actividad infantil, inhibición
  3. Una aguda reacción al acercamiento y olor de la madre,
  4. Sueño inquieto o falta de ella,
  5. Número insuficiente de actos de defecación y micción. Normalmente, un niño puede mojar hasta 20 pañales por día. La silla después de cada alimentación es también un signo de saciedad del bebé y buena absorción de la leche.
  6. Chuparse el dedo, los bordes del pañal, golpearse la lengua o los labios,
  7. Baja ganancia o pérdida de peso. Se determina en el control de pesaje al pediatra. Una excepción es el período de permanencia de la madre y el niño en el hospital de maternidad durante 3 a 5 días, cuando la pérdida de peso se considera natural dentro del 10%.

La leche materna es tanto comida como bebida para el bebé. Más del 80% está compuesto de agua. El exceso de piel seca del niño también puede ser un signo de que el niño no está harto.

Causas de la falta de leche materna.

Comprender que el bebé tiene hambre después de la alimentación es más fácil que encontrar las razones para esto. Normalmente se detectan de forma integral. Convencionalmente, se pueden dividir en generales (factores ambientales), de comportamiento (debido al comportamiento de la madre), fisiológicos (según el estado del niño).

Razones generales por las que un niño no come:

  • grave situación psico-emocional en la familia, falta de comprensión, falta de apoyo, falta de voluntad de otros miembros de la familia para aceptar nuevas reglas de la vida y reestructurarse,
  • Organización irracional del lugar de alimentación del niño y del resto de la madre.

El grupo de factores de comportamiento incluye:

  • Nutrición materna insuficiente y desequilibrada: lo que puede comer una madre lactante (lista de productos).
  • Baja actividad física, falta de aire fresco,
  • falta de sueño, fatiga,
  • Adherencia inadecuada del bebé al pecho, violación de la técnica de alimentación,
  • La presencia de sabores en la leche debido al consumo de especias y condimentos.
  • falta de voluntad psicológica de la madre para amamantar, rechazo del propio proceso de alimentación, depresión posparto, dolor, pezones agrietados,
  • Indicaciones médicas (pezón plano).

La fisiología del niño también afecta el proceso de saturación. Un peso significativo del bebé al nacer (más de 4 kg) en el contexto de retraso de la lactancia en los primeros días después del nacimiento es la causa principal de la desnutrición. La secreción nasal, el trauma oral, una posición incómoda del cuerpo, los cólicos impiden el proceso de succión y el bebé no tiene suficiente.

Una razón muy común por la que un bebé no puede saciarse es el exceso de leche materna debido a la lactancia excesiva. Se produce hiperlactación.

La leche de las mujeres consiste en frente y dorso. La leche de atrás es más grasa, nutritiva, espesa. La leche delantera sustituye al agua del bebé. Los senos de una mujer producen tanta leche de calidad óptima como la que su bebé necesita en cada período de edad. La picadura aumenta artificialmente el volumen de producción de leche. Al consumir una cantidad significativa de leche frontal, el bebé no recibe suficientes nutrientes, la asimila rápidamente y permanece hambriento.

Cómo determinar si su bebé tiene suficiente leche.

Hola chicas Hoy te contaré cómo logré ponerme en forma, perder 20 kilogramos y finalmente deshacerme de complejos espeluznantes de personas gordas. ¡Espero que la información te sea de utilidad!

¿Quieres leer nuestros materiales primero? Suscríbete a nuestro canal de telegramas.

Señales de que el bebé no se está alimentando con leche materna

La aparición de algunos síntomas será engañosa para las mamás, y decidirán que la vagina simplemente no come lo suficiente. Cuando se refiere a un pediatra o un consejero de lactancia materna, los especialistas pueden diferenciar con precisión los síntomas reales del hecho de que el bebé no está harto.

Las principales quejas de las mamás:

  • caprichos y llantos: cada mamá puede determinar la causa de la insatisfacción con el llanto de un bebé. Pero la situación, cuando la migaja llora constantemente, puede engañar a cualquier madre,
  • baja actividad del bebé,
  • trastornos del sueño
  • Chupando un dedo y todos los objetos a mano. Contrariamente a la creencia popular, esto no es un síntoma de hambre, es solo una prueba directa de que el reflejo de succión no está satisfecho.

A los profesionales les interesarán los signos reales de que el bebé no está alimentado con leche materna.

Vale la pena recordar que la leche materna para un bebé no es solo nutrición, sino también líquido.

Más del 80% está compuesto de agua, por lo tanto, los siguientes indicadores serán diagnósticos significativos:

  • suficientes pañales mojados. Normalmente, debe haber al menos 10-12 de ellos, mientras que la orina es transparente y libre de impurezas. Si el bebé ha orinado 8 veces al día, es necesario vigilar y aumentar el número de archivos adjuntos,
  • Baja ganancia de peso o falta de ella. Normalmente, el aumento de peso debe ser de al menos 500 g, y como base es necesario tomar la cifra durante el alta de la sala de maternidad. Para evaluar el aumento de peso, es posible en el control que pesa en el consultorio del pediatra. La única excepción son los primeros días en la sala de maternidad, cuando se considera una variante de la norma, la pérdida de peso del recién nacido dentro del 10%.
  • Tiempo pasado en el cofre. Las mamás, cuyos hijos no se atiborran, dicen que el niño literalmente "cuelga" de su pecho.

¿Por qué a un bebé le falta leche?

Determinar que un bebé tiene hambre es más fácil que entender por qué un niño no come la leche materna de su madre.

Hay tres razones principales:

  • comunes, que se asociarán con factores ambientales, por ejemplo, la organización inadecuada de la alimentación y el descanso de la mamá,
  • comportamiento relacionado con el comportamiento de la madre: la alimentación irracional e inadecuada de la madre, su falta de sueño, la falta de voluntad de la madre para amamantar, los pezones agrietados,
  • Fisiológico, dependiendo del estado del bebé: secreción nasal, traumatismo oral, incómodo y posición corporal incorrecta. A veces los cólicos pueden hacer que los senos chupen.

¿Cómo entender que el bebé se alimenta con leche materna?

Para entender que la miga se comió, mi madre solo necesita mirar al niño. Los senos de mamá pueden indicar cuándo es el momento de alimentar una miga: se vierte el cofre. Durante la alimentación, el bebé succiona activamente, toma buenos sorbos y el accesorio en sí es correcto. Gradualmente, la miga comienza a quedarse dormida y sus movimientos de succión no son tan activos. El niño estaba lleno.

Otro signo de saciedad del bebé será la devastación del pecho de su madre, lo que significa que la miga ha llegado a la leche de atrás, que es la más grasa y, por lo tanto, nutritiva.

¿Qué hacer para que el bebé se alimente de leche materna?

Entonces, ¿cómo aumenta la cantidad de leche materna producida para que su bebé esté harto? Para lograr este objetivo, es necesario seguir ciertas reglas que afectarán no solo a la madre, sino también al bebé.

  • modo de descanso por encima de todo
  • перед кормлением необходимо массировать грудь,
  • правильное и рациональное питание с достаточным количеством воды,
  • больше гулять на свежем воздухе,
  • за 10 – 15 минут до кормления, необходимо горячее питье – это будет способствовать лучшему оттоку молока,
  • té de lactancia - solo después de consultar con un especialista,
  • la correcta sujeción al pecho,
  • alimentación a demanda
  • práctica conjunta de sueño
  • Asistencia obligatoria de especialistas - pediatra o consultor para HB.

  • control de peso y pañales,
  • Abandonar completamente el chupete, que puede interferir con el proceso de succión del seno, es decir, saturación
  • El nombramiento de la alimentación de los niños solo puede ser realizado por un especialista.

Después de que el médico confirma que el bebé no está lleno, se pueden usar todos los métodos. Algunos pueden ser una seria amenaza para la lactancia materna.

El pesaje de control debe realizarse repetidamente, al mismo tiempo, con la misma ropa y en un ambiente relajado.

Agregar alimentos a la mezcla, incluso adaptados, reducirá la lactancia y aumentará, será mucho más difícil y, a veces, incluso imposible.

La alimentación con leche de vaca debido al contenido de proteínas extrañas puede provocar reacciones alérgicas. Bebió al niño, las mamás llenan el estómago del bebé y no hay suficiente espacio para comer.

El siguiente extremo será la introducción más temprana de alimentos complementarios, que pueden provocar una reacción negativa del tracto digestivo inmaduro y que requieren tratamiento a largo plazo.

Antes de entrar en pánico, las mamás deben asegurarse de que el bebé realmente no tenga suficiente leche, para esto hay tres signos fundamentales.

Y solo después de la confirmación por parte de un especialista, se pueden tomar medidas para alimentar al niño, lo cual también debe acordarse con el médico o el asesor de lactancia materna.

Llorando

Un bebé hambriento no dormirá bien, resoplando pacíficamente. Se preocupará constantemente, girará, buscará el pecho de la madre. El llanto es un síntoma claro de no alimentar a un bebé con leche materna. Es solo que el bebé no puede contárselo con palabras, pero ella realmente espera que los padres lo entiendan sin hablar. El niño es extremadamente irritable, grita constantemente y le exige mayor atención. Así que trata de mantener el amor de su madre cerca de él, para evitar que una de las necesidades básicas más importantes no se cumpla.

Preocupación expresada

¿Cómo entender si un bebé come leche materna? Esta pregunta es a menudo hecha por padres jóvenes e inexpertos. Simplemente tienen miedo de perder algo o cometer un error. Las mujeres que han dado a luz a su primer hijo leen muchos artículos sobre temas infantiles, analizando constantemente sus propias acciones. Otra señal característica de que la leche materna no alimenta al bebé es la ansiedad constante.

La ansiedad expresada se manifiesta en el hecho de que el bebé se despierta cada hora y duerme mucho menos que las horas establecidas para ello. Por supuesto, no puede decirle a sus padres que siente hambre, pero su comportamiento lo puede entender.

¿Por qué el bebé no es alimentado con leche materna? Como regla general, hay razones objetivas para esto. Si los padres realmente los toman en cuenta, en el futuro podrán evitar un momento tan desagradable.

Poca leche

La tristeza más común de las madres jóvenes, que solo pueden encontrarse. Este es un problema grave que requiere atención especial. Si una mujer no produce suficiente leche materna, la miga inevitablemente permanecerá hambrienta. Dado que una madre joven no siempre sabe cuánto debe considerarse normal, puede fácilmente alimentar a su pequeño hijo o hija con poca frecuencia. A menudo es posible notar el problema solo por el llanto prolongado del bebé. Cuando la madre tiene poca leche, el niño no gana peso. Si el tiempo no atiende este problema, entonces el bebé puede incluso perder peso significativamente.

El estrés de mamá

Una mujer que amamanta debe recordar que cualquiera de sus experiencias afectará inmediatamente al niño. Es por eso que debes intentar con todas tus fuerzas protegerte de todo tipo de agitación emocional. El estrés en la madre se dará a la miga, se volverá inquieto y lloroso. Algunos bebés incluso dejan de chupar y se quedan con hambre. Si un bebé de 1 mes no está harto de la leche materna, esta situación está cargada de consecuencias extremadamente negativas para él. Como regla general, la inmunidad comienza a sufrir.

El bebé se vuelve caprichoso, a menudo enfermo. La leche materna, como la protección más impenetrable, protege las migajas de todo lo negativo. Junto con la comida el niño recibe calidez y cuidado. Absorbiendo una actitud reverente, siente el amor de su madre. Así se forma la confianza en el mundo.

Problemas digestivos

Muchos padres jóvenes preguntan cómo entender que el bebé se alimenta con leche materna. No hay una respuesta definitiva. Pero la mamá cariñosa siempre lo siente. El bebé luce tranquilo, lleno, alegre y alegre. En el caso de cualquier trastorno con el tracto gastrointestinal, el bebé a menudo se vuelve ansioso y se vuelve llorón. Los problemas con la digestión pueden hacer que el niño no pueda recibir todas las sustancias necesarias para el crecimiento y el desarrollo. Carecerá de comida porque su cuerpo simplemente no está listo para absorber adecuadamente la leche materna.

Ajustar el poder

Esto significa que mamá debe comer alimentos completos por sí misma, evitar todo tipo de peligros. Es mejor abandonar los productos semiacabados, prefiriendo productos naturales saludables. Al ajustar la potencia, puede hacer un seguimiento de los cambios visibles en el estado del bebé.

Cuanto más tranquilo se comporte el niño, mejor se chupará el pecho y dormirá, más seguro se sentirá. Cuando una mujer, debido a la falta de tiempo, no le presta suficiente atención a su dieta, está obligada a sentirse decepcionada. No puedes descuidar la salud de tu propio hijo.

Cuanto más piense una madre lactante sobre sí misma, mejor cuidará a su bebé como resultado. Quiero desear a cada mujer una actitud competente y responsable para con su propia salud.

Prikorm competente

Cuando mamá realmente no tiene suficiente leche, es necesario alimentar al bebé de manera adicional. Las mezclas se utilizan a menudo para este propósito. En términos de su estructura y composición, imitan perfectamente la leche materna, aunque no pueden reemplazarla por completo. Mientras tanto, al menos desaparece el problema de la falta de alimento para las migajas. Con mezclas, el bebé se convertirá en un cachorro de mejillas rosadas bien alimentado con un excelente apetito.

Un suplemento competente debe comenzar con un análisis exhaustivo. Como regla general, cada uno tiene su propia imagen individual del estado de cosas. Habiendo pensado en cómo entender que el bebé se ha alimentado con leche materna, la mujer estará más atenta a los cambios más pequeños y las fluctuaciones en el apetito de sus hijos. Si el bebé tiene cuatro o cinco meses, puede alimentarlo con alimentos especiales para bebés y cereales. Bastante pequeño bebé debe ser transferido a la mezcla tan pronto como sea posible. Si la cantidad de leche disminuye con el tiempo, al menos no experimentará los efectos de la inanición.

Por lo tanto, el tema de la nutrición infantil es un tema muy candente, que sigue siendo relevante en todo momento. Los padres que tienen niños pequeños saben lo difícil que es cultivar a un bebé con signos mínimos de autonomía de las migajas. Debe tenerse en cuenta que nunca, bajo ninguna circunstancia, debe ahorrar en alimentos. Si la leche materna no es suficiente, necesita ir a la mezcla. Este producto debe ser de excelente calidad. Barato no puede ser por razones objetivas y comprensibles. No sea tonto al buscar un empaque con una mezcla a precios reducidos. Si solo está pensando si el bebé se está alimentando con leche materna, entonces realmente necesita reconsiderar el tema de la nutrición. Recuerde que nada es más importante y más valioso que la salud de su hijo o hija.

¿Cómo no equivocarse?

Según algunas momias, los signos más "habladores" de la desnutrición infantil son los siguientes:

  • Llanto constante que no está relacionado con otras posibles causas.
  • debilidad del niño, baja actividad,
  • Comportamiento inquieto que ocurre tan pronto como el bebé se acerca al pecho.

A pesar de la prominencia general de estos hechos, una madre lactante no debe tomarse demasiado en serio. Por supuesto, realmente hablan de los problemas de los niños, pero no del hecho de que el bebé tiene hambre, sino de que tiene problemas con los intestinos.

Otro error común de los padres es el pesaje excesivamente frecuente del bebé, por ejemplo, después de cada comida. Al ver que la ganancia de peso es pequeña, los padres comienzan a ponerse nerviosos y, finalmente, deciden la alimentación adicional de la mezcla.

Los síntomas de malnutrición en el recién nacido a menudo se conocen como dificultad para conciliar el sueño y un comportamiento inquieto durante el sueño.

Sin embargo, no es posible considerar este síntoma como un indicador importante de la desnutrición, ya que hay muchas razones que pueden conducir al insomnio.

Por ejemplo, un bebé puede sentir nerviosismo materno, recién nacido demasiado ansioso o un poco mal. Es importante para una mujer encontrar información precisa sobre los estándares de "sueño" que son relevantes para cada mes de vida y tratar de apilar al niño en intervalos de tiempo.

Comprobación de pañales mojados

Los expertos de HBG argumentan que solo hay dos métodos exactos para establecer que un niño no recibe leche materna: controlar los pañales mojados y estimar el aumento de peso para el mes.

  1. Si sospecha que el bebé tiene hambre, retire el pañal y calcule cuántos pañales o deslizadores ha manchado en un día. Un bebé de una semana completa orina entre 12 y 20 veces por día. Si la capa húmeda es menor, la madre puede asumir que el niño no está harto.
  2. Al pesar las migas una vez al mes (máximo - dos veces en 30 días), es más probable que encuentre que el bebé se vuelve más pesado en aproximadamente 500-600 gramos. Si es necesario establecer un aumento de peso exacto durante el primer mes, tome como base la masa no cuando nace, sino cuando sale del hospital de maternidad. Esto se debe hacer porque en 2 a 3 días de estar en la sala, un recién nacido puede perder hasta el 10 por ciento del peso inicial debido a la descarga de meconio (heces originales).

Además, dado que la leche materna se considera tanto comida como bebida para las migajas, la piel demasiado seca también puede ser evidencia de su desnutrición.

¿Por qué el niño no come lo suficiente?

Entonces, ha determinado que el bebé permanece hambriento durante el día, ahora es necesario identificar las causas que interfieren con la lactancia óptima y conducen a la desnutrición. Dado que tanto la madre como el bebé participan en la alimentación, el proceso nutricional debe considerarse desde todos los lados.

Las causas de la falta de leche a menudo se deben al comportamiento incorrecto de la madre (o de su entorno) durante el período de lactancia:

  • Entorno familiar emocional grave, incluido el exceso de trabajo de las mujeres, la falta crónica de sueño, la falta de comprensión de los familiares, los síntomas de la depresión posparto,
  • dieta inadecuada (falta de comida o dieta desequilibrada),
  • régimen de consumo incorrecto (una mujer durante el período de lactancia debe consumir la cantidad necesaria de líquido tibio que estimula la formación de leche),
  • problemas asociados con el estado del pecho (grietas, pezones incómodos para un niño, estancamiento de la leche),
  • el deseo de alimentar al bebé en el reloj, incluida la renuencia a darle el pecho por la noche (la alimentación antes del amanecer estimula las glándulas, lo que garantiza una actividad óptima durante todo el día),
  • alimentar al bebé con un forro especial de silicona, en el cual es extremadamente difícil para el niño agarrar correctamente el pezón (el uso de estos dispositivos está completamente justificado solo durante el tratamiento de las grietas del pezón),
  • llenar a los niños con poca agua sin una razón importante (alta temperatura, deshidratación, intestinos alterados),
  • El uso de biberones, chupetes, para que el bebé sea perezoso a chuparse el pecho.

Otra causa probable es el bombeo demasiado frecuente de leche, lo que lleva a un exceso de este producto. En general, el secreto lácteo puede ser delantero y trasero. La leche frontal es más líquida y contiene menos grasa ("vacía"), y se produce con el bombeo frecuente.

Un bebé puede permanecer hambriento si se interfiere con el proceso de alimentación:

  • cólico que empeora durante las comidas,
  • congestión nasal o daño en la boca,
  • Agarre incorrecto del pecho.

El siguiente experimento ayudará a detectar deficiencias en la alimentación: cuando le dé un pecho a un bebé, escuche cómo se traga. La proporción normal es de dos o tres succiones intercaladas en un sorbo (en los primeros minutos de la alimentación, el bebé debe hacer mucha succión para aumentar el flujo de leche del pecho). Si se traga poco, la miga permanecerá hambrienta.

¿Qué hacen las madres?

Si el bebé no está harto de la leche materna, comienza a ser caprichoso, irritado y también crece poco y se retrasa en el desarrollo. Al descubrir que el bebé no tiene suficiente comida en el primer mes, no esté nervioso, ya que el nerviosismo solo agravará la situación.

Al escuchar los siguientes consejos de lactancia materna expertos, puede mejorar la lactancia y organizar adecuadamente la alimentación del bebé:

  1. Trate de alimentar al bebé a pedido. Cuando se alimentan de forma natural, las glándulas mamarias secretan la cantidad óptima de leche en respuesta a los pezones que el niño estimula. Es decir, el niño debe comer cuando quiera.
  2. ¿Cómo entender que el niño está harto? Un recién nacido bien alimentado libera el pezón independientementeEs por eso que no se recomienda interrumpir la ingesta de alimentos a su solicitud.
  3. Asegúrate de aplicar la miga correctamente. Postura correcta: boca abierta, el niño debe capturar tanto el pezón como la aureola, solo se puede escuchar al tragar, no hay otros sonidos.
  4. Establece un par de posiciones cómodas para alimentar, de modo que puedas alternarlas. La posición correcta: la nuca de los niños, el cuello y la espalda están ubicados en línea recta. Para que el niño no gire la cabeza y no se estire hacia el pecho, el pezón debe estar cerca de su boca.
  5. Trate de alimentar con un pecho para una comida.Para que el bebé pueda chupar la leche delantera y el producto de la espalda.
  6. No tenga miedo de despertar al niño para alimentarlo. Durante el día, no debe dormir más de tres horas seguidas, por la noche, más de 5-6. Antes de comer, puede lavar al bebé con agua fría o desvestirse para activar todos los procesos.
  7. Renunciar al menos en el primer mes de vida del niño desde el biberón. La leche colada es mejor darla con una cuchara o pipeta. Es necesario que la miga no se use para chupetes.
  8. Hazte unas vacacionesSi bien existe esa oportunidad, el niño está durmiendo o los familiares están amamantando con él.
  9. Revisa tu dietaIncluyendo más alimentos ricos en carbohidratos y proteínas. No coma alimentos que puedan afectar el sabor de la leche. También es necesario beber la cantidad requerida de líquido tibio.
  10. Si hay signos de problemas, asegúrese de mostrar a su bebé especialista.

Un procedimiento de alimentación cómodo, una almohada cómoda, una música agradable crearán un ambiente cómodo para comer y disfrutarán del procedimiento en sí.

5 delirios femeninos comunes

Las mamás sin experiencia a menudo escuchan los consejos de las novias o simplemente los mitos comunes sobre la lactancia materna, y deciden por sí mismas que el niño no come lo suficiente. Y esto está cargado con la elección equivocada, que puede dañar al bebé.

¿Qué recomendaciones son engañosas?

  1. "El niño cuelga de mi pecho durante mucho tiempo, lo que significa que no come lo suficiente". Tal opinión a menudo se convierte en la razón de la transición a la mezcla, y el bebé simplemente requiere "Sisyu" como sedante o hipnótico.
  2. "Pesar antes y después de la alimentación". Ya se ha observado que un evento de este tipo está lleno de errores, por lo que los expertos recomiendan medir el peso del bebé no más de dos veces al mes.
  3. "Está bebiendo leche de vaca". Algunas mamás, que creen que el niño no está harto, están empezando a darle leche de vaca o de cabra. El organismo de los niños no está preparado para la comida pesada, por lo tanto, ¡es absolutamente imposible hacerlo!
  4. "Lo bebo con un poco de agua". Antes de la introducción de prikormlivaniya, no debe alimentar al bebé, ya que la leche materna es casi un 90% compuesta de agua ordinaria y es capaz de satisfacer completamente las migajas en el líquido.
  5. "Yo bebo mucha leche". Este producto no tiene una influencia decisiva en la producción y secreción de la leche materna, que se forma como resultado de cambios hormonales en el cuerpo femenino. Por supuesto, el té caliente con leche es algo bueno, pero actúa debido a la alta temperatura.

Si le parece que el niño no come bien y no come lo suficiente durante el día, consulte a un médico. Él determinará con la mayor precisión posible los factores probables que provocan la desnutrición, recomendará formas de mejorar la lactancia materna o le sugerirá que elija la fórmula óptima para la suplementación.

¡Lo más importante en una situación así es no preocuparse en vano, sino mantener una actitud positiva, que seguramente se transmitirá al bebé!

Pin
Send
Share
Send
Send