Niños pequeños

Envenenamiento por alimentos durante el embarazo: cómo reconocerlo y si puede tratarse a sí mismo

Pin
Send
Share
Send
Send


La intoxicación alimentaria no es infrecuente durante el embarazo. El uso de comidas o alimentos de baja calidad que han expirado puede provocar vómitos, diarrea y otros síntomas de enfermedades transmitidas por los alimentos. ¿Qué amenaza este estado de la futura madre y cómo hacer frente al problema sin dañar al niño?

La intoxicación alimentaria es un grupo de infecciones intestinales agudas que se producen después de comer alimentos contaminados. Otro nombre para esta patología es la intoxicación alimentaria. Cuando la enfermedad afecta el estómago y el intestino delgado con el desarrollo de clínicas de gastritis y gastroenteritis. La infección por alimentos en el país se caracteriza por una rápida violación del metabolismo del agua y la sal, que conduce a la deshidratación y otras complicaciones graves.

La fuente de microorganismos patógenos puede ser personas enfermas o animales. Las bacterias peligrosas entran en los alimentos a través de las manos sucias y los artículos del hogar. La principal vía de infección es fecal-oral.

Intoxicación alimentaria registrada en cualquier época del año. La incidencia máxima se produce durante las estaciones cálidas del año: finales de primavera, verano y principios de otoño. En este momento, se crean condiciones óptimas para la reproducción de microorganismos patógenos y su entrada en el cuerpo humano.

La intoxicación por alimentos ocurre en respuesta al uso de cualquier producto de baja calidad, en el proceso de cocción que violó las normas sanitarias. La enfermedad también puede ocurrir después de la ingestión de platos de alta calidad que han caducado. La fuente más común de problemas son los productos lácteos, verduras, frutas y productos enlatados.

Patógenos típicos de las enfermedades transmitidas por los alimentos:

  • estafilococo
  • estreptococos
  • protei
  • Klebsiella
  • E. coli
  • clostridia.

De particular interés es el envenenamiento con hongos, bayas y plantas venenosas. Este problema ocurre principalmente a fines del verano y principios del otoño. La intoxicación por hongos es especialmente peligrosa para una mujer embarazada. Las toxinas contenidas en los hongos pueden pasar a través del flujo de sangre al feto y provocar la interrupción de su desarrollo e incluso el aborto involuntario.

Las mujeres embarazadas están en riesgo de desarrollar infecciones transmitidas por los alimentos.

Esto se ve facilitado por la reducción fisiológica de la inmunidad en anticipación del niño, así como la adicción a tipos inusuales de alimentos. El deseo de la futura madre de probar uno u otro producto sin tener en cuenta su calidad puede llevar a consecuencias muy indeseables, incluido el aborto.

El período de incubación dura de 30 minutos a 24 horas. El inicio de la enfermedad es agudo, repentino, en el contexto de un completo bienestar. Algún tiempo después de comer alimentos de mala calidad, aparecen los siguientes síntomas:

  • náusea
  • vómitos repetidos,
  • heces sueltas
  • Dolor en la región umbilical y epigástrica.
  • hinchazón
  • flatulencia
  • fiebre

En algunas mujeres, la intoxicación alimentaria se produce sin fiebre. La condición general siempre sufre. Hay debilidad, palidez de la piel, palpitaciones del corazón. La temperatura corporal alta no dura más de un día y rara vez alcanza una marca superior a los 39 grados.

Los síntomas de envenenamiento pueden variar dependiendo del patógeno. Cuando una infección por estafilococos se caracteriza por múltiples vómitos agotadores y dolor severo en la proyección del estómago. La diarrea no puede ser. Se caracteriza por un rápido deterioro del estado hasta la pérdida de la conciencia y el desarrollo de convulsiones.

La intoxicación por Clostridium se acompaña de la aparición de deposiciones sueltas mezcladas con sangre. El estado de la mujer es grave, es posible que se produzcan daños en el corazón, los pulmones, el hígado y el bazo. Hay una alta temperatura corporal, debilidad severa y mareos.

La infección con Klebsiella conduce al desarrollo de diarrea con un fuerte olor ofensivo. Esta condición dura hasta 3 días y se desarrolla en un contexto de debilidad severa. La fiebre persiste durante 2-3 días.

Complicaciones

La deshidratación es la consecuencia más peligrosa de la intoxicación alimentaria. Esta complicación se desarrolla en el primer día del inicio de la enfermedad y se caracteriza por la aparición de los siguientes síntomas:

  • Piel seca y membranas mucosas,
  • palpitaciones del corazon
  • caída de la presión arterial
  • falta de aliento
  • disminución de la cantidad de orina,
  • confusión, delirio,
  • convulsiones
  • pérdida de peso.

La deshidratación puede provocar el coma y la muerte del paciente. Cuando los primeros signos de deshidratación aparecen en una mujer embarazada, es necesario llamar urgentemente a una ambulancia. El tratamiento de deshidratación se realiza en el hospital.

La asistencia médica puede ser requerida en otras situaciones:

  • falta de efecto del tratamiento domiciliario (vómitos persistentes y diarrea),
  • empeoramiento de la condición de una mujer embarazada (debilidad severa, confusión),
  • dolor abdominal severo
  • la aparición de sangre en las heces o vómitos,
  • actividad fetal reducida
  • sangrado del tracto genital (un signo de aborto involuntario).

Si aparece alguno de estos síntomas, la futura madre debe ser asistida de inmediato.

Consecuencias para el feto.

La intoxicación alimentaria puede afectar negativamente el curso del embarazo. La rápida pérdida de líquido y sal conduce a un aumento de la producción de oxitocina, que provoca contracciones activas del útero y puede provocar un aborto espontáneo en las etapas iniciales. En la segunda mitad del embarazo, el envenenamiento severo puede resultar en el nacimiento de un niño antes de lo previsto.

El lavado de vitaminas y sales minerales del cuerpo también es peligroso para una mujer embarazada. Con el envenenamiento banal, los vómitos y la diarrea no duran más de 3 días, y en un período tan breve el bebé no tendrá tiempo para sufrir. Puede ocurrir una grave escasez de sustancias beneficiosas con la enfermedad prolongada y el desarrollo de complicaciones.

Otro peligro que le espera a una mujer embarazada es la entrada de toxinas a través de la barrera placentaria al feto. El envenenamiento de un bebé ocurre con mayor frecuencia cuando se comen hongos venenosos. Con la infección bacteriana del toxico, la infección intrauterina es bastante rara.

Primeros auxilios

Lo primero que una persona trata de hacer en la intoxicación alimentaria es lavar el estómago. Durante el embarazo, este procedimiento no se puede realizar de forma independiente. El lavado del estómago puede causar un aumento del tono del útero y provocar un aborto espontáneo. El procedimiento se realiza en el hogar o en un hospital solo bajo la supervisión de un médico.

Cuando aparezcan los primeros signos de envenenamiento, debe llamar a la casa del médico o al equipo de ambulancia. Antes de la llegada de un especialista, puede comenzar a tomar sorbentes (Polysorb, Smekta, Filtrum, carbón activado, etc.). Los sorbentes trabajan solo en el lumen del tracto digestivo, por lo tanto, se consideran seguros para el feto. La droga limpia suavemente los intestinos de toxinas, eliminando todas las sustancias peligrosas y eliminándolas del cuerpo de manera natural. Se permite la recepción de sorbentes en cualquier término de embarazo.

Los alimentos no deben comerse antes de disminuir los vómitos y la diarrea. Puedes beber agua dulce o salada, té débil. Para evitar la deshidratación, se recomienda tomar soluciones salinas de glucosa ("Regidron", "Hydrovit", etc.). Puede comprar una solución especial equilibrada en cualquier farmacia sin receta.

Las preparaciones de rehidratación se toman por vía oral de acuerdo con las instrucciones. El polvo debe diluirse en agua y beber en pequeñas porciones hasta que la condición general mejore y desaparezcan los signos de deshidratación. En el caso de vómitos, la droga debe repetirse.

La terapia adicional dependerá de la gravedad de la condición de la mujer embarazada. De acuerdo con las indicaciones, se realiza un lavado cuidadoso del estómago bajo la supervisión de un médico. En caso de intoxicación leve, el tratamiento continúa en casa. El deterioro de la futura madre y la aparición de signos de deshidratación son motivo de hospitalización.

En las primeras horas de la enfermedad se recomienda mantener una pausa hambrienta. Cuando se sienta mejor, se le permite beber agua, té débil, gelatina de bayas y bebidas de frutas. La dieta se está expandiendo gradualmente debido a los caldos, puré de sopas, papillas. Hasta la recuperación total, se prohíben las comidas picantes, saladas, fritas, los adobos y las carnes ahumadas. También se debe evitar hornear, dulces y café.

La recepción de sorbentes y soluciones para la rehidratación oral continúa hasta que terminan los vómitos y la diarrea. Luego de mejorar el estado de salud, se prescriben preparaciones de enzimas y probióticos, restaurando la eficiencia del tracto digestivo.

Los antibióticos se prescriben para la intoxicación alimentaria moderada y grave. El fármaco se selecciona teniendo en cuenta la duración del embarazo y el posible impacto en el desarrollo del feto. El curso de la terapia es de 5 a 7 días. Después de tomar antibióticos, se recetan agentes que restauran la biocenosis normal del intestino y la vagina. Se recomienda que los preparados que contengan lactobacilos beneficiosos se tomen al menos 2 semanas después de la recuperación.

Prevención

La profilaxis no específica de la intoxicación alimentaria incluye:

  1. Higiene personal.
  2. Opciones de comida atenta.
  3. Compruebe la vida útil de todos los productos antes de consumirlos.
  4. Almacenamiento de comidas preparadas en condiciones adecuadas.
  5. Luche contra las moscas y otros insectos en las áreas donde se preparan y almacenan los alimentos.
  6. Incremento de la resistencia general del cuerpo a las infecciones (nutrición racional, actividad física, endurecimiento).

Antes de usar cualquier producto debe convencerse de su idoneidad para los alimentos. La aparición de un olor desagradable, un cambio en la apariencia y el gusto, todo esto debería alertar a la futura madre. Es mejor deshacerse de un producto sospechoso que arriesgar su propia salud y la condición de su bebé. En el caso de los primeros signos de intoxicación alimentaria, es necesario consultar a un médico lo antes posible.

Provocadores de microorganismos.

PTI es el resultado de la intoxicación del cuerpo humano con toxinas que producen patógenos oportunistas en los alimentos. Los microorganismos entran en los productos culinarios y comienzan a multiplicarse activamente con la liberación de toxinas que envenenan el cuerpo, si no se siguen las normas de almacenamiento y la higiene. En la vida normal, estas bacterias pueden estar presentes en los seres humanos en la piel, las membranas mucosas, en el intestino, sin causar enfermedad, ya que su nivel de concentración es bajo. Más a menudo, la intoxicación alimentaria causada por las siguientes bacterias.

  • Staphylococcus (Staphylokokki). Estos microbios causan enfermedades de la piel pustulosas ("acné"), por lo que los cocineros y pasteleros siempre deben usar guantes y someterse regularmente a exámenes médicos. "Platos favoritos" de estafilococos - crema, productos de harina dulce, así como con mayonesa. Incluso una ensalada hecha por sí misma después de varias horas en la mesa en climas cálidos puede causar envenenamiento. De particular peligro es el estafilococo áureo. Es resistente al tratamiento térmico, no muere al decapar.
  • Clostridia (Clostridii). Más a menudo, se multiplican en carne, productos de pescado si no se siguen las condiciones de almacenamiento.
  • Menos comun Estos incluyen Klebsiela (Klebsiela), Proteus (Proteus), dentado (Serratia), Pseudomonas (Pseudomonas). Estas bacterias pueden multiplicarse en todos los productos, causando intoxicación alimentaria leve y formas graves.

¿Cómo funciona la intoxicación durante el embarazo?

Los síntomas de envenenamiento durante el embarazo son similares a cualquier enfermedad infecciosa intestinal. La mayoría de las veces se presenta en el tipo de gastritis aguda o gastroenteritis (con la participación del intestino delgado y el estómago). Desde el momento en que se come un producto de mala calidad hasta el desarrollo de los principales síntomas de intoxicación alimentaria, se tarda de media hora a seis a ocho horas. Las principales características son las siguientes.

  • Dolor abdominal. Son la primera señal de la enfermedad en la mayoría de los casos. Aparecen de repente sin razón aparente. Localizado en la región epigástrica, cerca del ombligo. Cuanto más largo es el período de gestación, mayor es el dolor en el abdomen, a medida que el útero agrandado desplaza los bucles intestinales y el estómago hacia arriba. Con menos frecuencia, los dolores son calambres en el abdomen.
  • Náuseas y vómitos. Aparecen con dolor. Después de vomitar, se vuelve más fácil, junto con las masas, algunos de los microbios y sus toxinas desaparecen. Las arcadas pueden ocurrir hasta 10 o más veces al día.
  • Escalofríos Aparece dentro de los días desde el momento del envenenamiento, una temperatura elevada puede persistir hasta tres días. No suele ser superior a 38 ° C.
  • Diarrea La diarrea no siempre aparece, una forma leve de envenenamiento puede provocar náuseas y vómitos. Las heces líquidas contienen partículas de alimentos no digeridas, a veces pueden alcanzar hasta 10-15 o más veces al día. En caso de envenenamiento (PTH), la sangre y la mucosidad en las heces son extremadamente raras.

Dependiendo de la severidad de la deshidratación, se establece la severidad de la intoxicación alimentaria. Para determinar la necesidad de tomar la piel del hombro en el pliegue y determinar qué tan rápido se endereza. Se distinguen las siguientes etapas de deshidratación:

  • Primer grado: se pliegan inmediatamente, hay sequedad de boca y aparece sed.
  • Segundo grado: la piel se endereza por uno o dos segundos, aumenta la sed, aparecen sacudidas convulsivas de los músculos de los brazos y las piernas,
  • El tercer grado: la piel se endereza de tres a cinco segundos y se vuelve arrugada, la cantidad de orina excretada disminuye.
  • Cuarto grado: se presenta principalmente en el cólera, es una afección potencialmente mortal.

Cómo confirmar el diagnóstico.

Para confirmar la infección de alimentos con toxico, en muchos casos, basta con una historia completa. Durante la conversación, el médico puede establecer aproximadamente las causas de la intoxicación alimentaria, que durante el embarazo desempeña un papel importante. Los siguientes hechos revelados son "para" envenenamiento (PTI):

  • inicio agudo y repentino
  • relación con la comida,
  • flujo ligero o medio
  • falta de temperatura
  • La presencia de síntomas similares en un grupo de personas.

Otros métodos (siembra bacteriológica, PCR) tienen como objetivo eliminar las causas más peligrosas, como la salmonelosis, las enfermedades virales y las patologías no infecciosas, como la agudización quirúrgica aguda, la agravación de la gastritis.

La falta de estudios específicos para detectar la causa de la intoxicación alimentaria se debe al hecho de que los patógenos son patógenos condicionales y pueden ser normales en el cuerpo. Por lo tanto, su identificación no indica que se convirtieron en la causa de la enfermedad. Distinguir la intoxicación por alimentos de otros estados con síntomas similares permite la gravedad de los síntomas descritos en la tabla.

Tabla - Cómo distinguir los signos de envenenamiento en mujeres embarazadas de infecciones más graves

¿La condición se refleja en el bebé?

Todas las mujeres están interesadas en la pregunta de qué es una intoxicación peligrosa durante el embarazo y si puede dañar al bebé. En la mayoría de los casos, las infecciones tóxicas transmitidas por los alimentos ocurren en formas leves y moderadas. Con el enfoque correcto para el tratamiento, no representa una amenaza significativa para el bebé y la madre. Pero los siguientes efectos de la intoxicación intestinal durante el embarazo no pueden ser excluidos.

  • Deshidratación Los vómitos y la diarrea conducen inevitablemente a la deshidratación del cuerpo, si no a tiempo para reanudar la pérdida de líquidos bebidos. Esto provoca un engrosamiento de la sangre y un aumento de la probabilidad de trombosis, incluso en los vasos del cordón umbilical. Este último puede incluso conducir a la muerte fetal del bebé, especialmente en las primeras etapas.
  • Violación de las funciones de la placenta. La intoxicación por toxina y la deshidratación causan vasoespasmo. Como resultado, se reduce el suministro de nutrientes y oxígeno al feto. Es importante someterse a un tratamiento y prevenir consecuencias más graves.
  • El aborto Fiebre alta, diarrea con aumento de la motilidad intestinal puede causar un aborto espontáneo o un parto prematuro en el segundo y tercer trimestre.
  • Complicando complicaciones. En las mujeres con una patología concomitante del sistema digestivo, un sistema inmunitario debilitado (por ejemplo, en el contexto del VIH, la tuberculosis), la infección por alimentos en México es más difícil, el riesgo de generalización del proceso con la aparición de sepsis, meningitis, choque bacteriano es alto.

Síntomas peligrosos

A menudo, la intoxicación alimentaria leve, las mujeres embarazadas prefieren tratar por su cuenta en casa. Pero si se revelan los siguientes signos, uno debe buscar rápidamente asistencia médica calificada:

  • si tiene fiebre alta,
  • si el tratamiento empeora,
  • si la diarrea es negra (un signo de sangre en las heces),
  • Si los dolores abdominales son como contracciones,
  • En presencia de síntomas de otras enfermedades.
  • con deshidratación de segundo grado o más (diarrea y vómitos más de diez veces al día).

Principios del tratamiento farmacológico.

El tratamiento de cualquier enfermedad infecciosa intestinal, incluidas las enfermedades transmitidas por los alimentos, incluye lo siguiente.

  • Recuperación de la pérdida de líquidos. Con grados leves y moderados de envenenamiento (PTI, si el vómito no es más de cinco veces al día), el cumplimiento con el régimen de bebida es suficiente: se debe consumir tres veces más líquido que con diarrea y vómito. Beber agua clara no carbonatada. Si esto no es suficiente, se utiliza la administración intravenosa de soluciones (por ejemplo, Ringer, glucosa).
  • Antieméticos y diarreas. Para reducir la gravedad de la diarrea, en ningún caso debe usarse el medicamento "Loperamide". Reduce la peristalsis, pero también aumenta la velocidad y la probabilidad de absorción de toxinas en la sangre. Esto conducirá a la agravación del bienestar general.Es útil usar adsorbentes, ya que "toman" toxinas y las eliminan de los intestinos, además del efecto del engrosamiento de las heces.
  • Restauración del equilibrio de la microflora beneficiosa. Conducido por tomar antisépticos intestinales y usar una solución de bifidobacterias.
  • Lavado gástrico. Durante el embarazo (en 1, 2 y 3 trimestres) es indeseable realizar un lavado gástrico, sin embargo, en algunas situaciones ayudará a mejorar significativamente el bienestar de la mujer, ya que elimina la mayoría de las toxinas microbianas.

Asigne tales medios seguros para la intoxicación alimentaria durante el embarazo.

  • Para la prevención de la deshidratación. “Regidron”, “Normogidron” e “Hydrovit”: una bolsita se disuelve en un litro de agua pura y se consume en un día desde dos litros (según el grado de deshidratación).
  • Adsorbentes, "bloqueando" las toxinas. "Smekta": tres sobres al día, previamente disueltos en 100 ml de líquido. "Kaopektat": dos tabletas después de cada episodio de diarrea, máximo - 12 tabletas por día. "Polysorb": la dosis diaria promedio de 6-12 g / kg de peso corporal, para usar después de la dilución en agua. "Enterosgel": una cucharada tres veces al día, previamente diluida en agua. "Carbón activado": una tableta por día por cada 10 kg de peso corporal.
  • Antisépticos intestinales. "Nifuroksazid": dos cápsulas dos veces al día (se recomienda no usar en 1 y 2 trimestres). "Bioflor" dos cucharadas tres veces al día.
  • Preparaciones de bifidobacterias. "Linex" dos cápsulas tres veces al día. "Hilak Forte" 40-60 gotas dos o tres veces al día, previamente disueltas en agua.

Epidemiologia

La intoxicación alimentaria con toxinas es una de las patologías más comunes, ya que la mayoría de las intoxicaciones durante el embarazo se deben a la culpa de la mujer (el uso de productos sospechosos, incluidos los hongos, las frutas y bayas sin lavar, el incumplimiento de los requisitos de higiene, etc.). Este problema no es solo para mujeres embarazadas, sino que la responsabilidad es mayor.

En primer lugar, entre las infecciones por México, se encuentran la intoxicación con carne y productos lácteos (estafilococos), en el segundo, la intoxicación con pescado y huevos (estafilococo, salmonela), así como la intoxicación con hongos, y en el tercero, con frutas y verduras. El botulismo se puede infectar utilizando una preservación de mala calidad (en particular, la carne y el pescado enlatados). Pero los mariscos pueden causar tipos no bacterianos de envenenamiento.

Causas de intoxicación alimentaria durante el embarazo

La futura madre debe comer bien, porque su cuerpo ahora está trabajando para dos. En la dieta de una mujer embarazada deben ser lácteos y productos lácteos, frutas y verduras, pescado, carne y otros productos útiles en términos de valor nutricional. Pero si todos los productos alimenticios utilizados por ella resultarán útiles, porque la intoxicación alimentaria, tanto durante el embarazo como en otros períodos, puede causar incluso los alimentos a los que estamos acostumbrados si los almacenamos incorrectamente.

Sí, la causa más común de intoxicación alimentaria durante el embarazo es el incumplimiento de los términos y las condiciones de temperatura durante el almacenamiento de diversos alimentos. Inicialmente, los productos eran posibles y eran benignos, pero su almacenamiento inadecuado podría llevar al deterioro de los productos, la reproducción de bacterias patógenas en ellos, causando trastornos intestinales y la acumulación de sustancias tóxicas formadas durante la vida de los mismos microorganismos patógenos.

La segunda causa de la intoxicación alimentaria es el uso de productos potencialmente peligrosos, como champiñones, pescado, carne, natillas o crema de proteínas, conservas, requesón, etc. Por ejemplo, la seguridad de los hongos para la salud se determina no solo por su apariencia, sino también por el lugar donde crecen. Recolectados cerca de carreteras, dentro de ciudades industriales, en las inmediaciones de rellenos sanitarios y fosas sépticas, en áreas peligrosas por radiación, los hongos son peligrosos no solo para la salud humana, sino también para su vida, siendo la fuente más fuerte de intoxicación o radiación.

La carne fresca y el pescado pueden ser inicialmente una fuente de infección bacteriana, e incluso después de la exposición al producto a altas temperaturas, deja una marca en forma de toxinas, que difícilmente pueden eliminarse mediante ebullición u otros medios.

Y eso no es todo. Siempre existe el peligro de comprar carne o pescado que están infectados con parásitos, que usted tampoco puede ver ni oler. El tratamiento térmico inadecuado de tales productos puede conducir nuevamente a trastornos intestinales e infecciones de la futura madre con helmintos.

En cuanto a las cremas utilizadas en confitería, la violación de la tecnología de su preparación conduce a un deterioro prematuro del producto dulce. Por lo tanto, al comprar pasteles o repostería con una vida útil normal, aún tiene la oportunidad de comprar un producto de calidad inferior que atrae a niños y mujeres embarazadas con su deseo a veces incontenible de comer algo delicioso. Sí, y en casa la preparación de la crema no siempre está sujeta a un control estricto por parte del "chef".

Las cosas enlatadas son diferentes. Los altos precios de los productos reducen significativamente la demanda y, en un producto obsoleto, los fabricantes, distribuidores o vendedores deshonestos simplemente interrumpen las fechas. Al comprar un producto con una vida útil falsa, la futura mamá, por supuesto, arriesga su salud y la de un niño por nacer.

E incluso comprando un producto de calidad con términos normales, puede envenenarse fácilmente si no sigue las condiciones de almacenamiento de la conservación al aire libre. También nos arriesgamos en caso de que después de abrir los alimentos enlatados los dejemos almacenados en una lata.

Factores de riesgo

Bueno, vamos a resumir. Los factores de riesgo de la intoxicación alimentaria pueden considerarse el uso de los siguientes alimentos, bajo ciertas condiciones, que son un terreno fértil para el crecimiento de bacterias:

  • Leche, productos lácteos y productos lácteos, especialmente requesón, que se considera una de las intoxicaciones alimentarias más graves, especialmente peligrosa durante el embarazo.
  • Hornear con nata, nata, cocida en casa.
  • Carnes y pescados frescos, así como platos cocinados a partir de ellos incluso después de un tratamiento térmico.
  • Salchichas con almacenaje inadecuado.
  • Caldos de carne, sopas, borscht, orejas, que se almacenan sin refrigerador (o en el frío durante mucho tiempo).
  • Ensaladas y vinagretas, especialmente si ya estaban sazonadas con mayonesa o crema agria.
  • Conservación (moho en la lata, las tapas hinchadas indican daños en el producto), pescado enlatado, especialmente con una vida útil casi caducada.
  • Bayas, algunos tipos de vegetales y frutas con almacenamiento inadecuado.

El riesgo, por supuesto, es una causa noble, pero no en esta situación cuando se trata de la salud de las generaciones presentes y futuras.

El desarrollo de síntomas de intoxicación por intoxicación alimentaria, incluso durante el embarazo, ocurre bajo la influencia de uno o varios factores negativos unidos por un nombre común: toxinas.

Según la patogenia, la intoxicación alimentaria se puede dividir en:

  • Bacteriano (microbiano), cuando el producto ingresa al cuerpo ya con algún tipo de bacteria (Staphylococcus, Salmonella, Clostridium botulism, Clostridium perfringens y otras infecciones menos comunes), que liberan toxinas en el proceso de la vida. Por cierto, es posible que las bacterias en sí mismas ya no existan en el momento de la comida, pero las toxinas no desaparecerán en ninguna parte.
  • No bacteriano (no microbiano), si el producto contiene toxinas inicialmente (productos potencialmente tóxicos), los recibió del exterior o se formaron compuestos tóxicos debido a una violación de la tecnología de cocción.

La contaminación tóxica de los productos depende del tipo de infección. Por lo tanto, los estafilococos producen enterotoxinas, la salmonela secreta la toxina TTSS-1, que es peligrosa incluso para sí misma; Clostridium botulinum forma esporas y produce exotoxina, la más potente y peligrosa para los humanos, Clostridium perfringens también forma esporas y alfa-toxina.

El más común todavía se considera una infección estafilocócica. Al mismo tiempo, los productos infectados no son diferentes en sabor, olor y color a los que no están infectados. Las bacterias son bastante resistentes a los factores agresivos: soportan altas concentraciones de azúcar y sal, mueren a una temperatura no inferior a 80 grados. Es aún más resistente a los efectos de la temperatura de su toxina. La enterotoxina se destruye si el producto se hierve a 100 grados durante al menos 1,5 o incluso 2 horas.

La enterotoxina, que comienza a actuar ya en el estómago, es capaz de fortalecer la motilidad del tracto gastrointestinal, lo que conduce a vómitos y diarrea, y afecta negativamente al trabajo del sistema cardiovascular, reduciendo en gran medida la presión arterial.

La salmonela es capaz de secretar la toxina TTSS-1, que mata a los competidores, algunas de las bacterias en sí mismas y afecta negativamente al tracto digestivo, causando la inflamación de los intestinos y otras patologías.

La toxina alfa producida por Clostridium perfringens daña la mucosa intestinal, perjudica la absorción de nutrientes, penetra en otros órganos y causa daños en la pared vascular, el hígado, los riñones, el bazo y los pulmones.

La toxina botulínica no resiste un fuerte calentamiento, pero las esporas de la bacteria Clostridium botulismo mueren solo después de 5 horas de ebullición. La exotoxina no es susceptible a la destrucción por las enzimas digestivas, su absorción se produce tanto en el estómago como en el intestino y se propaga posteriormente por todo el cuerpo. Particularmente afectados son los departamentos colinérgicos del sistema nervioso central, que detienen el proceso de producción de acetilcolina en el que conduce a la parálisis de varios músculos.

Síntomas de intoxicación alimentaria durante el embarazo

Los síntomas generales de la intoxicación alimentaria durante el embarazo no son diferentes de las manifestaciones de la enfermedad en otros períodos de la vida de una mujer. Solo existe una alta probabilidad de que la enfermedad no pueda ser reconocida de inmediato, tomando la intoxicación alimentaria como una toxemia banal en el embarazo temprano o temprano.

Los principales síntomas o primeros signos de intoxicación alimentaria, se reproducen en el orden en que aparecen:

  • náuseas seguidas de vómitos,
  • Dolores de estómago, calambres y cólicos.
  • la aparición de fenómenos dispépticos: hinchazón, eructos huevos podridos en una persona sana,
  • diarrea

La aparición de los síntomas anteriores puede ir acompañada de escalofríos, fiebre (con intoxicación grave hasta valores críticos), malestar general (debilidad y mareos, incluso desmayos, disminución de la presión arterial, a veces dolores de cabeza).

Los síntomas dependerán en gran medida de la gravedad de la intoxicación. La intoxicación alimentaria durante el embarazo, especialmente en las primeras etapas, que se presenta en forma leve, a menudo se confunde con las manifestaciones de la toxicosis temprana. La intoxicación leve a menudo ocurre con un cuadro sintomático incompleto. Es posible que falten uno o dos síntomas, como vómitos, eructos, fiebre, diarrea. La presión, como regla, sigue siendo normal.

A diferencia de la intoxicación por alimentos, la toxicosis no se asocia con la ingesta de alimentos, aunque las náuseas a menudo son provocadas por el sabor, la apariencia o el olor de los alimentos. Los ataques de vómitos matinales son característicos de la toxicosis, mientras que la diarrea y la fiebre no se observan.

El estado es inestable con períodos repetidos de mejora y deterioro de la salud, mientras que en caso de intoxicación, la enfermedad es de larga duración.

La aparición de toxicosis no se puede llamar repentina, los síntomas aumentan gradualmente durante varios días. Y el envenenamiento, por el contrario, se caracteriza por la brusquedad. Y, a pesar del hecho de que los primeros signos pueden aparecer después de media hora o una hora, y unos días después de comer alimentos de mala calidad (todo depende del período de incubación de cierto tipo de infección bacteriana), los síntomas múltiples aparecen prácticamente uno tras otro en unas pocas horas.

Al final del embarazo, y especialmente antes del parto, la imagen cambia en la dirección opuesta. Algunas mujeres en vísperas del parto tienen vómitos, deposiciones sueltas y dolores de cabeza que se parecen a los síntomas de envenenamiento. Es muy importante distinguir entre estos dos estados buscando ayuda de especialistas. Después de todo, el tratamiento de la intoxicación no existente no es menos peligroso para una mujer embarazada y el feto que la ausencia de un tratamiento adecuado, si se produce la intoxicación.

Cualquier intoxicación alimentaria pasa por las siguientes etapas clínicas:

  1. Periodo latente. También puede denominarse un período oculto, asintomático o incluso de incubación del desarrollo del proceso patológico. Dura desde el momento del consumo de alimentos de baja calidad hasta la aparición de un cuadro clínico completo de la patología.

Esta etapa se considera óptima para el inicio de medidas terapéuticas, ya que las toxinas aún no han entrado en el torrente sanguíneo y la intoxicación de todo el organismo no ha comenzado.

  1. Período toxicogénico o el período de síntomas extensos, en el que los principales síntomas de envenenamiento aparecen en primer plano. Comienza con la aparición de signos de envenenamiento y termina con la eliminación de bacterias y toxinas dañinas del cuerpo.
  2. El período de complicaciones tardías. Las toxinas y las bacterias se eliminan del cuerpo, pero los procesos patológicos desencadenados por ellos en diversos órganos y sistemas corporales se encuentran en desarrollo activo.
  3. El período de recuperación (el mismo período de recuperación). El período más largo, cuando hay una lenta recuperación del cuerpo después de los efectos tóxicos con la terapia de sus efectos, que a menudo se manifiestan durante muchos años.

El mayor peligro para la madre y el feto durante la intoxicación alimentaria que se produjo durante el embarazo es la segunda etapa toxicógena, que causa el mayor número de complicaciones, que en algunos casos se recuerdan a sí mismas durante toda su vida. Por lo tanto, es importante buscar ayuda lo antes posible, mientras que el veneno aún no ha comenzado su acción destructiva.

Ante la menor sospecha de envenenamiento, una mujer embarazada debe acudir inmediatamente a un centro de salud, donde se le brindará la asistencia necesaria. Para acelerar el proceso de prescripción de un tratamiento efectivo, es importante indicar presumiblemente qué producto podría haber causado tal condición.

Toda la intoxicación alimentaria que se produce durante el embarazo o en otro momento se puede dividir en:

  • Intoxicación alimentaria bacteriana (las bacterias y sus toxinas tienen un efecto negativo): salmonelosis, intoxicación alimentaria estafilocócica, botulismo, infecciones tóxicas causadas por clostridia perfringens, incluida diarrea asociada a antibióticos, enteritis necrótica, etc.
  • Intoxicación alimentaria no bacteriana (efecto tóxico de las toxinas sin un patógeno infeccioso): envenenamiento por hongos, bayas, hierbas, solanina (una mezcla de toxinas que se forman debajo de la piel de papas verdes o brotadas), frutas y vegetales cultivados en áreas con desventajas ambientales, etc.
  • Envenenamiento etiología desconocida.

Una subespecie separada de envenenamiento no bacteriano puede considerarse envenenamiento con algunas variedades de pescado, mariscos y aditivos alimentarios. La aparición de venenos en la carne de pescado de caballa, ciaguter, mejillones negros y vieiras se asocia con sus preferencias alimentarias. En los humanos, estos venenos actúan de manera diferente. Algunos pueden causar algo parecido a una reacción alérgica, otros tienen un efecto neuroparalítico y alteran el sistema digestivo.

Los suplementos nutricionales, a menudo utilizados en restaurantes chinos, para un organismo que no está acostumbrado a tales alimentos pueden causar una reacción alérgica, acompañada de trastornos intestinales.

La mayoría de las quejas de las mujeres embarazadas pueden encontrarse sobre el envenenamiento con productos lácteos, pescado, carne, salchichas, cremas, compotas y otros productos debido a un almacenamiento inadecuado.

Este último es especialmente relevante en el verano, cuando los productos se deterioran muy rápidamente. Por lo tanto, hay casos bastante frecuentes de intoxicación por sandía durante el embarazo. Bajo la influencia del calor, los procesos de fermentación de las bayas dulces comienzan bastante rápidamente, provocando el crecimiento de bacterias patógenas. Es necesario acostarse en el agua durante un par de horas de sandía y existe una alta probabilidad de intoxicación alimentaria.

Debe recordarse que durante el embarazo todos los tipos de intoxicación alimentaria se consideran peligrosos. Los efectos bacterianos y tóxicos en el cuerpo de la madre son una gran amenaza para el feto, tanto en términos de embarazo como en el sentido de una alta probabilidad de aparición de anormalidades en el desarrollo del bebé nonato.

La intoxicación por sandía puede atribuirse tanto a la toxicosis bacteriana como a la no microbiana. Después de todo, puede ser causado tanto por bacterias que aparecen como resultado del deterioro del producto, como por la presencia en la composición de un producto de sustancias nocivas: los nitratos que provienen de los fertilizantes.

Otro tipo bastante frecuente de envenenamiento durante el embarazo es el envenenamiento con pescados y mariscos, en la mayoría de los casos debido a un almacenamiento inadecuado.

El pescado es un producto alimenticio muy fácil de digerir y muy útil que puede cocinarse de muchas maneras, incluyendo el decapado, el ahumado y el secado. Es en los últimos métodos de preparación que todo peligro reside en contraer el botulismo o la misma salmonelosis, que está cargada con el fracaso del embarazo. Sin mencionar las delicias chinas en forma de pescado fresco.

И даже если рыба подвергается длительной тепловой обработке, но затем хранится в неподходящих условиях, создается благодатная почва для размножения бактериальной инфекции, которая впоследствии становится причиной пищевого отравления.

Pero el caso más peligroso de efectos tóxicos en el cuerpo durante el embarazo se considera envenenamiento por hongos, lo cual, beneficio, no es tan raro. Sin embargo, las mamás, en anticipación a la apariencia del bebé, se vuelven más cautelosas al elegir alimentos y platos que son una fuente de vitalidad para ella y para el bebé.

Los casos muy raros de envenenamiento por hongos venenosos están plagados de consecuencias graves para ambos, y en algunos casos, consecuencias fatales para la mujer embarazada y su bebé. Los hongos no tóxicos debido a varias razones, las toxinas acumuladas que penetran en la placenta, también dejarán su marca, provocando un aborto espontáneo, el nacimiento prematuro de una mujer o una patología del desarrollo en su hijo.

Entre otras cosas, los hongos se consideran alimentos pesados, que en sí mismos pueden provocar intoxicación debido al paso lento a través del tracto digestivo con la formación de toxinas.

Durante el embarazo, la intoxicación alimentaria a menudo bayas y hierbas. En un momento tan delicado, muchas personas prefieren el tratamiento a base de hierbas, considerando que las plantas son menos seguras para el futuro bebé que las drogas sintéticas. Todo esto es cierto, pero no todas las hierbas medicinales son tan inofensivas. Tomar al menos lobo bast, dope, celidonia, immortelle, larkspur, luchador, etc.

Algunas plantas y sus frutos no son venenosos (por ejemplo, la baya del saúco negro), pero durante el embarazo es mejor abstenerse de la medicina tradicional y las bebidas basadas en ellos.

Por lo tanto, antes de preparar la infusión de medicamentos, debe consultar con su médico acerca de la posibilidad de usar este medicamento y su dosis segura.

Diagnóstico de intoxicación alimentaria durante el embarazo.

La puntualidad y exactitud del diagnóstico de intoxicación alimentaria durante el embarazo dependen de la salud y la vida de no una persona, sino dos a la vez. Asumiendo tal responsabilidad, el médico no solo debe emitir un veredicto preciso, sino también tratar de reducir los efectos negativos de la intoxicación alimentaria al prescribir un tratamiento eficaz y seguro para el feto.

Las principales áreas de diagnóstico de intoxicación alimentaria durante el embarazo son:

  1. toma de historia con el examen de las quejas del paciente,
  2. pruebas de laboratorio.

Con el primer ítem, parece, todo está claro. Qué comieron, a qué hora, cuando aparecieron los primeros síntomas, cuál era la situación a la hora de buscar ayuda, etc. Las respuestas a estas preguntas ayudarán a recrear el patrón propuesto de envenenamiento sin especificar el patógeno. Para combatir la intoxicación de leve a moderada severidad, esto parece ser suficiente. Pero en casos graves y cuando se sospecha una infección intestinal, se necesita más investigación.

En cualquier caso, las pruebas de laboratorio ayudarán a aclarar la imagen:

  • hemograma completo
  • bioquímica sanguínea
  • análisis de orina
  • Estudios coprológicos de las heces, incluyendo bakposevy para determinar el agente causal e identificar posibles violaciones de la microflora intestinal. También ayudarán a evaluar la efectividad del sistema digestivo, en particular el proceso de digestión de los alimentos.

Se realizan análisis de sangre generales y bioquímicos, así como análisis de orina para detectar un posible proceso inflamatorio, anomalías en el hígado, riñones y otros órganos y sistemas corporales, que se determinan mediante pruebas de laboratorio.

A la ayuda de diagnósticos instrumentales en la intoxicación alimentaria no siempre se utiliza. Sin embargo, en algunos casos, el médico puede prescribir una ecografía abdominal a la madre embarazada y una retromanoscopia (examen del recto y parte del colon sigmoide).

Si existen motivos para suponer un botulismo, se prescribe una electromiografía para determinar la probabilidad de complicaciones graves.

En casos leves, el diagnóstico en las condiciones de una instalación médica por un médico especialista puede no ser necesario. Los síntomas de la intoxicación alimentaria son bastante obvios, y si también hay una razón para sospechar de él, el problema se resuelve por sí solo.

La intoxicación por hongos durante el embarazo es un caso especial que requiere un examen médico obligatorio y un tratamiento inmediato, mientras que las toxinas no han llegado al feto.

También debe buscar ayuda médica si experimenta síntomas como dificultad para respirar y habla, peso de los párpados y micción poco frecuente después de comer. Los síntomas sospechosos también son: diarrea por más de 1 día, piel y ojos amarillos, erupción cutánea, hinchazón de las articulaciones, signos de deshidratación (piel demasiado seca, agrietamiento de labios, ojos hundidos, orina escasa o su ausencia).

Diagnostico diferencial

La necesidad de un diagnóstico diferencial en la intoxicación alimentaria se debe a la similitud de los síntomas de intoxicación con otras patologías. Sin embargo, algunas enfermedades ni siquiera están asociadas con el trabajo del sistema digestivo.

Síntomas similares a la intoxicación por alimentos se observan en la apendicitis aguda: dolor constante en la parte inferior del abdomen en el lado derecho, agravado al caminar, agacharse, tos, fiebre algún tiempo después de la aparición del dolor, heces con diarrea no acuosa, pero como una suspensión vomitando Un análisis de sangre muestra niveles elevados de leucocitos neutrófilos.

El cólico en el estómago, los vómitos, la hinchazón debida al aumento de la formación de gases, la fiebre y la diarrea también pueden ocurrir con la trombosis mesentérica, que se desarrolla en el contexto de la isquemia intestinal. Pero las heces se caracterizan por estreñimiento y diarrea alternados, y a menudo hay una mezcla de sangre en las heces.

La intoxicación alimentaria durante el embarazo puede asemejarse a manifestaciones de colecistitis aguda o colecistopancreatitis. El cólico en el abdomen, los vómitos, los escalofríos se asemejan a la intoxicación, pero la diarrea suele estar ausente, y el dolor se localiza en el hipocondrio derecho, lo que devuelve.

La intoxicación alimentaria también debe diferenciarse de las manifestaciones de la diabetes, el cólera, la shigelosis, la cetosis acetona y otras patologías.

Algunos síntomas parecidos al envenenamiento en mujeres embarazadas pueden ocurrir en la víspera del parto. Y aquí también es muy importante no cometer un error.

Tratamiento de la intoxicación alimentaria durante el embarazo.

La intoxicación debida al uso de alimentos de baja calidad en la mayoría de los casos se trata en el hogar. La hospitalización puede ser requerida solo en casos severos.

La efectividad del tratamiento de cualquier intoxicación alimentaria depende principalmente del momento de inicio de la acción terapéutica. Para mezclar aquí es más caro. Pero la exageración tampoco vale la pena.

Por lo tanto, durante el embarazo no debe apresurarse a limpiar el estómago, si aparecen síntomas de intoxicación alimentaria. En presencia de vómitos y diarrea, las sustancias nocivas abandonarán el cuerpo por sí mismas, lo principal es no detener los síntomas anteriores si su manifestación no es excesiva.

Los sorbentes pueden ayudar a reducir la intoxicación del cuerpo. El más activo y asequible de ellos es el carbón activado; sin embargo, para lograr un efecto positivo, debe beber una cantidad decente (dosis recomendada: 1 tableta por cada 10 kg de peso del paciente).

Cualquier otro fármaco con la capacidad de unir y eliminar sustancias tóxicas del cuerpo también será adecuado: Enterosgel, White Coal, Polysorb, así como también medicamentos antidiarreicos con propiedades Smecta y Enterol que adsorben y regulan la microflora.

Enterosgel - Enterosorbente en forma de pasta, envasado en envases y tubos. Eficaz con el envenenamiento e infecciones intestinales. Tome el medicamento debe estar en la cantidad de 1 bolsa o 1 ½ cucharada. l., diseñado para una cita. La frecuencia de tomar la droga - 3 veces al día. Debe tomar el medicamento una o dos horas antes de las comidas o después de él, tomar agua. El curso terapéutico suele ser de 3-5 días.

El medicamento no se prescribe para la atonía intestinal y en el caso de intolerancia individual a los componentes del medicamento. En el contexto de la recepción "Enterosgel, náuseas y estreñimiento puede ocurrir.

Enterosorbente "Polysorb" Disponible en polvo en sobres o latas. Antes de usar, el polvo se diluye en un cuarto o medio vaso de agua. La dosis del medicamento depende del peso del paciente y se determina a una tasa de 0,1 a 0,2 g por 1 kg de peso corporal del paciente por día. Se recomienda tomar el medicamento 3 o 4 veces al día durante 1 hora antes de las comidas o los medicamentos. En promedio, una dosis única del medicamento corresponde a 1 sobre (3 g) o 1 cucharada. l con una diapositiva.

Las contraindicaciones para el uso del fármaco son lesiones ulcerativas y sangrado del tracto gastrointestinal, atonía intestinal, hipersensibilidad al fármaco. El medicamento puede ir acompañado de reacciones alérgicas o estreñimiento.

"Smekta" - Medicamento antidiarreico en forma de polvo con sabor a naranja y vainilla. Se toma como parte de una terapia compleja para la diarrea severa causada por una infección intestinal o por el uso de alimentos de baja calidad.

La suspensión para administración oral se prepara disolviendo los contenidos de 3-6 paquetes en 0,5 vasos de agua. La dosis diaria se toma en 3 dosis. Curso terapéutico - de 3 días a una semana.

El medicamento no se prescribe para la obstrucción intestinal, la intolerancia a la fructosa, la sensibilidad individual a los componentes del medicamento.

Droga "Enterol" Pertenece a la categoría de agentes antidiarreicos, antimicrobianos y antiparasitarios, normalizando la microflora intestinal.

Para el tratamiento de la diarrea, es suficiente tomar 1-2 cápsulas del medicamento 2 veces al día durante 3-5 días.

El embarazo no es una contraindicación para tomar el medicamento, pero la consulta con un médico en este caso es obligatoria.

La diarrea y los vómitos en la intoxicación alimentaria contribuyen a la rápida pérdida de líquidos y al inicio de la deshidratación del cuerpo, especialmente peligroso durante el embarazo. Entre otras cosas, junto con el agua y los minerales, tan necesarios para el feto.

Agua mineral no carbonatada y especial. drogas "Hydrovit", "Regidron", "Normogidron" y otros. Pero las vitaminas y los complejos de vitaminas y minerales para las mujeres embarazadas compensarán los nutrientes que se pierden con el líquido.

Los antibióticos se prescriben muy raramente para la intoxicación bacteriana., salvo en casos graves de botulismo o salmonelosis. A veces se recurre a su ayuda para el tratamiento de diarrea incesante y vómitos. Pero la selección de medicamentos durante el embarazo es más completa de lo habitual, porque estamos hablando de la seguridad de una nueva vida, madurando en el vientre de una mujer.

Tratamiento popular y homeopatía.

Cuando se trata de un tratamiento no convencional de la intoxicación alimentaria durante el embarazo, debe comprender que solo es eficaz en las etapas leves de la patología. En situaciones difíciles, el tratamiento popular solo es aplicable en combinación con la terapia con medicamentos.

Y, sin embargo, las recetas de la medicina tradicional pueden aliviar significativamente la condición de la futura mamá.

Para eliminar las náuseas, la decocción de eneldo es perfecta (1. ch.l. hierbas en un vaso de agua, hervir durante un cuarto de hora), que debe beber 30 minutos antes de una comida en ½ taza, agregando media cucharada de miel.

Para neutralizar cualquier toxina sin medicamentos ayudará el té negro de alta calidad mientras se sostiene con tostadas hechas de pan negro. Con el mismo propósito en los alimentos agregar polvo farmacéutico de sus algas.

Jugo de 3 limones con azúcar ayudará a tratar rápidamente la mayoría de los síntomas de intoxicación alimentaria. También previene la propagación de infecciones en el intestino.

Medicina herbaria Se trata de té a base de manzanilla, menta, flores y hojas de Althea. Los tés en los primeros días pueden reemplazar otros alimentos, dando descanso al estómago y los intestinos atormentados.

Pero para comenzar el tratamiento de la intoxicación alimentaria durante el embarazo, cuando no es deseable limpiar el estómago o inducir el vómito de forma independiente debido a la amenaza de aborto espontáneo, es mejor con la ayuda de preparaciones de homeopatía. Una condición importante para esto es consultar a un homeópata y seguir todas sus instrucciones con respecto a la dosis y el método de uso de los medicamentos.

En cualquier intoxicación alimentaria, acompañada de dolor abdominal espástico, náuseas, vómitos, eructos, escalofríos, Nux Vomica será útil.

Si el envenenamiento con carne o pescado se acompaña de debilidad y diarrea, puede recurrir a la ayuda del Arsenicum Album de la medicina homeopática.

En caso de envenenamiento con carne, pescado y mariscos, acompañado de una sensación de calor o frío en el interior, puede tomar Carbo vegetalis o Pulsatilla. Este último es eficaz en el envenenamiento con alimentos grasos, si la diarrea tiene un color y una textura diferentes.

Si el envenenamiento se acompaña de escalofríos y una sensación de frío en el exterior, Hina acudirá al rescate.

¿Qué alimentos con mayor frecuencia causan envenenamiento?

El envenenamiento durante este período es a veces peligroso y causa pánico para la futura madre. Cualquier producto puede ser rechazado inesperadamente por el organismo, pero, en primer lugar, como dicen los datos médicos, no debe dejarse llevar por productos como:

• productos de salchicha, especialmente sin procesar,

• productos elaborados a base de leche agria,

• platos de postre con alto contenido de crema,

• Alimentos enlatados, especialmente si estuvieron abiertos por algún tiempo.

Existe un gran peligro de que todas las toxinas que han penetrado en el cuerpo de la mujer embarazada pasen pronto de la placenta al feto en crecimiento, envenenando el pequeño organismo.

Peligro de envenenamiento

Los productos no se estropean, son ayudados por esos microbios que también les gusta comer. Al mismo tiempo, produce nuevos parásitos. Todos dejan atrás productos de desecho que son tóxicos para los humanos. El peligro especial acecha en:

1. Staphylococcus. Con el tiempo, los productos que no están ocultos en el refrigerador pueden deteriorarse rápidamente, la infección puede ocurrir debido a una violación de las normas de higiene. Incluso los productos alimenticios industriales pueden causar envenenamiento.

2. Salmonellah. Sus adicciones especiales son los huevos crudos y aquellos productos que no han sido sometidos a un tratamiento térmico de alta calidad. Peligrosas porque afectan a todas las partes del tracto digestivo.

3. Clostridia. Se pueden encontrar en carnes y pescados, embutidos y productos enlatados. Las mujeres embarazadas son las más susceptibles a ellas.

Tratamiento sin consecuencias peligrosas.

Algunas veces las mujeres embarazadas, debido a los fuertes ataques de toxicosis, creen que ha ocurrido una intoxicación. Para obtener ayuda en este caso debe ponerse en contacto con su médico. Además, el médico le dirá qué hacer si le duele el estómago durante el embarazo.

• Si se trata de una intoxicación, en forma leve pasará rápidamente si toma carbón activado (debe saber que este remedio no causa reacciones corporales negativas). Por lo general, ayuda eficazmente en cualquier momento durante el embarazo.

• El lavado gástrico en una instalación médica se puede prescribir solo si la intoxicación se clasifica como moderada o grave. Dichas manipulaciones se llevan a cabo con mucho cuidado, durante el procedimiento, una mujer es vigilada atentamente, se registra cualquier cambio en su estado, así como aumentos de presión sanguínea. Permitido para evitar una interrupción inesperada del embarazo hacer una inyección de "papaverina" o "magnesia".

• Si la presión está por debajo de lo normal, su médico puede recetarle cafeína. Este procedimiento ayuda a mantener un nivel normal de circulación sanguínea en la placenta.

• Si la intoxicación es tan grave que se produce un reflejo nauseoso constante, el cuerpo se agota y, para soportarlo, las soluciones salinas se administran por vía intravenosa. Al mismo tiempo, es necesario que el médico sepa lo que muestra la composición de la sangre. Para ello, cada mañana la paciente embarazada debe donar sangre en el laboratorio.

• Debido a los vómitos frecuentes, existe una gran pérdida de líquido y existe una amenaza de deshidratación. Para llenar esta escasez, el té y la compota ayudarán, es deseable de las frutas secas.

• En casos raros, pero el uso de antibióticos es aceptable.

Incluso un envenenamiento fuerte no puede mitigar la sensación de hambre. Pero la comida debe ser muy suave, terapéutica. El primer día puedes comer galletas, pero beber puede ser más variado. Este es un té moderadamente dulce, caldo dogrose y jugo de arándanos o grosellas en baja concentración.

Después de unos días más, la dieta se vuelve más abundante. Ya puedes tener

• pequeñas porciones de sopas, preferiblemente membranas mucosas,

• carne y pescado hervidos, pero sin grasa,

• porridges hervidos en agua,

• Requesón - sólo fresco.

Si lo desea, puede incluir productos dulces y frutas en la dieta, pero su número debe ser limitado.

Para que la salud vuelva rápidamente a su estado habitual, es necesario excluir los productos fritos y ahumados, las salsas picantes y las especias que irritan las membranas mucosas gastrointestinales que se han envenenado después del envenenamiento. No se pueden consumir bebidas alcohólicas.

Signos angustiantes de complicaciones.

Si la intoxicación es leve y las toxinas se eliminan rápidamente del cuerpo, la mejora se produce en 2 a 4 días, después de lo cual no hay necesidad de tratamiento.

Pero no siempre el envenenamiento pasa sin consecuencias. Un estado tan estresante del cuerpo femenino puede afectar negativamente al niño.

Si el cuerpo femenino se debilita, la intoxicación ha ocurrido seriamente, en alta concentración, entonces existe una amenaza de aborto espontáneo o aborto fallido. Esto es facilitado por:

• понижение артериального давления,

• изменение состава крови, особенно на ионном уровне.

Впоследствии такое состояние может сказаться на задержке развития плода.

Если сроки беременности большие, отравление может спровоцировать роды раньше срока. Complicaciones como el desprendimiento de la placenta o el feto ya no podrán recibir oxígeno o sustancias útiles para su desarrollo, y puede ocurrir sangrado. En tales casos, la hospitalización es necesaria y la supervisión médica constante, también.

Pero básicamente el envenenamiento pasa, y no hay amenaza para la futura madre y el feto. Lo principal - el tiempo para buscar ayuda médica.

Las principales causas de envenenamiento.

Las mujeres embarazadas son más susceptibles a la intoxicación alimentaria. Su sistema inmunológico está debilitado y el cuerpo no está completamente protegido. La intoxicación durante el embarazo puede ser causada por:

  • Comida en mal estado y rancio. La mayoría de las veces, la intoxicación en mujeres embarazadas es provocada por productos lácteos, huevos, carne.
  • Infectado por la comida. La comida puede ser preparada por una persona que sufre una infección intestinal, que ha contaminado la comida con sus manos sucias. Además, los alimentos pueden ser infectados mucho antes en la cocina. Por ejemplo, los huevos pueden estar infectados con salmonela.
  • Incapacidad de las mujeres embarazadas para cumplir con los principios básicos de la higiene personal. A través de las manos sin lavar, E. coli puede entrar en su cuerpo.
  • La intoxicación por hongos se desarrolla debido al uso de hongos venenosos o mal cocinados.

¿Qué es el envenenamiento peligroso cuando se lleva a un niño?

La intoxicación alimentaria durante el embarazo puede dañar no solo a la madre, sino también al feto. Para un niño, el envenenamiento por hongos es lo más peligroso, ya que sus toxinas pueden penetrar directamente en su cuerpo a través de la placenta y llevar a su muerte.

Tenga en cuenta que los médicos no recomiendan comer hongos durante el embarazo, debido al alto riesgo de envenenamiento con ellos.

En la intoxicación alimentaria, el feto está protegido por la placenta de una infección intestinal o toxinas de alimentos en mal estado. Una amenaza a su condición es una violación del cuerpo de una mujer.

A continuación se presentan las principales consecuencias posibles para una mujer embarazada que ha sido envenenada y para su futuro bebé:

  • En caso de envenenamiento en el embarazo temprano, puede ocurrir un aborto espontáneo espontáneo. Es causado por la condición grave del cuerpo de la mujer, la deshidratación y la alta intoxicación. El riesgo de tal interrupción dura hasta 14 semanas.
  • Durante la intoxicación tardía, es posible la aparición de contracciones prematuras. Son provocados por las contracciones del diafragma durante los vómitos.
  • Si una mujer tiene un embarazo tardío, placenta previa, puede comenzar a sangrar.
  • La hipoxia del feto es causada por la deshidratación severa de la madre, durante la cual el niño no recibe los nutrientes necesarios, oxígeno y líquido. La hipoxia puede conducir a la interrupción del desarrollo e incluso a la muerte del feto.

Principales síntomas de envenenamiento.

Las primeras manifestaciones clínicas de envenenamiento pueden comenzar dentro de 1-2 horas después de comer. El volumen de su manifestación depende de qué ha envenenado exactamente la mujer embarazada.

Las principales manifestaciones clínicas de la intoxicación alimentaria incluyen:

  • El desarrollo de náuseas con vómitos posteriores. El vómito primero contiene los restos de alimentos consumidos, luego puede consistir en jugo gástrico y bilis. Ella trae alivio por un tiempo, pero luego náuseas regresa.
  • Diarrea La silla puede ser abundante y líquida. Con salmonelosis, es espumosa y tiene un color verde, con disentería - acuosa.
  • La intoxicación del cuerpo depende del agente o sustancia infecciosa que llevó a la intoxicación. Cuando la salmonelosis o la disentería se caracterizan por una temperatura alta, de hasta 39 a 40 grados, y con una intoxicación leve, puede ser normal o no superar los 37.
  • El dolor abdominal puede localizarse en el estómago o los intestinos, ser agudo o sordo, paroxístico.
  • Incremento de la flatulencia, flatulencia. Este síntoma no es indicativo, ya que las mujeres embarazadas a menudo desarrollan hinchazón.
  • Debilidad general y malestar general, cefalea provocada por deshidratación e intoxicación.
  • Cuando el envenenamiento por hongos puede observarse alteración de la conciencia, alucinaciones, deterioro rápido.

Qué hacer en caso de intoxicación en mujeres embarazadas.

¿Cómo tratar el envenenamiento durante el embarazo? La automedicación de esta afección mientras se lleva a un niño puede llevar a complicaciones graves, como se describe anteriormente. Cuando se desarrollan síntomas de envenenamiento, lo primero que debe hacer es llamar a una ambulancia. El equipo médico, después del examen, decidirá qué hacer, dirá si la hospitalización es necesaria o si puede tratarse de forma ambulatoria.

¡Recuerde que está prohibido tratar de inducir el vómito y lavarse en casa! Esto puede llevar a sangrado y parto prematuro.

Mientras los médicos viajan, intente tranquilizar a la mujer, explíquele que no hay ninguna amenaza para ella ni para el bebé. El aborto espontáneo y el parto prematuro pueden desarrollarse como resultado del estrés nervioso.

El número de medicamentos permitidos durante el embarazo es muy limitado. Por tu cuenta, puedes darle a una mujer solo unas pocas tabletas de Carbón Activado.Que neutraliza y elimina las toxinas de los intestinos.

Tratamiento posterior

Los médicos que acudieron a la consulta, evaluarán el estado de la mujer, medirán la presión arterial, el pulso, la saturación, escucharán los latidos del corazón del feto.

Lo más probable es que aconsejen hospitalizar a una mujer embarazada en el hospital. Hasta las 20 semanas, las mujeres son tratadas en ginecología y después en el departamento de obstetricia. El médico ginecólogo, habiendo examinado a la mujer, tomará la decisión sobre la hospitalización. Si su condición no es grave, él le recetará un tratamiento y la dejará ir a casa.

En caso de infecciones intestinales graves, la terapia se lleva a cabo en el hospital, donde una mujer recibe tratamiento para la deshidratación y su feto es monitoreado.

El tratamiento del envenenamiento consiste en:

  • Dieta medicinal. Nutrición de la mujer debe recibir un equilibrado y completo. El ayuno está prohibido. El ginecólogo escribirá en detalle los productos permitidos y prohibidos. Debe haber a menudo, y en pequeñas porciones.
  • Tratamiento etiológico. Una infección intestinal puede requerir antibióticos. Son seleccionados por el médico tratante.
  • Terapia de deshidratación Pueden ser goteros, o beber muchos líquidos.
  • Tratamiento sintomático.

Encuesta

Durante el embarazo, el tratamiento de envenenamiento se realiza con mucho cuidado. Los médicos tienen miedo de dañar al feto. Para determinar la condición del niño y la materia, identificar las causas y complicaciones, se pueden requerir los siguientes exámenes:

  • Un hemograma completo ayudará a identificar la deshidratación, la infección bacteriana, la anemia y la inflamación en el cuerpo.
  • El análisis de orina es necesario para excluir la patología renal.
  • La siembra de heces se realiza para identificar infecciones intestinales.
  • El examen de ultrasonido del feto ayuda a evaluar su estado y la ausencia de una amenaza para él.
  • El examen de ultrasonido de los órganos internos se realiza para diagnosticar pancreatitis y colecistitis, que son complicaciones frecuentes de infecciones tóxicas.

Cómo protegerse de la enfermedad.

Durante el embarazo, las mujeres deben observar todas las precauciones posibles que les ayudarán a evitar la intoxicación.

A continuación, ofrecemos recomendaciones que ayudarán a una mujer con un niño a no envenenarse:

  • Lávese bien las manos con agua y jabón antes de cada comida y su preparación.
  • No compre productos en mercados naturales no autorizados. Los productos que se venden allí, no pasan la inspección sanitaria.
  • Durante el período de embarazo, se niegan a comer setas, carne cruda y pescado.
  • No compre productos confeccionados en supermercados.
  • Lea atentamente las fechas de fabricación de los productos, preste atención a la integridad de sus paquetes.
  • Evite visitar restaurantes y cafés, comer en casa.

La intoxicación en mujeres embarazadas puede ser provocada por un gran número de causas. El tratamiento de esta afección patológica debe ser realizado por un ginecólogo. Con una enfermedad leve, una mujer puede ser tratada en casa, después del examen y la prescripción de la terapia por un médico. En condiciones severas, se lleva a cabo la hospitalización.

Las consecuencias del envenenamiento durante el embarazo.

El mayor riesgo de envenenamiento durante el embarazo es el riesgo de aborto involuntario. Esto ocurre en casos raros, pero para que todo salga bien, debe comenzar a actuar de inmediato, cuando aparecen los primeros signos de intoxicación.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, el envenenamiento no representa una amenaza para la vida del niño, aunque puede empeorar significativamente la condición de la madre y, por lo tanto, del feto.

Entre las consecuencias de la intoxicación para una mujer embarazada, los médicos mencionan lo siguiente: intoxicación, provocación de trastornos metabólicos y, como resultado, insuficiencia del suministro de sangre al feto, deshidratación significativa como resultado de vómitos y diarrea, con los cuales las vitaminas y los minerales son expulsados ​​a la futura madre y al bebé. Debido al hecho de que el envenenamiento durante el embarazo puede conllevar realmente complicaciones importantes, es imposible descuidar el tratamiento inmediato en caso de envenenamiento. Si el envenenamiento es grave, acompañado de fiebre alta, vómitos severos y una afección general grave, se debe solicitar atención de emergencia de inmediato: si una mujer embarazada está gravemente envenenada, será necesaria la hospitalización y el tratamiento calificado.

Los síntomas de envenenamiento durante el embarazo son en gran parte los mismos que en cualquier otro caso. La intoxicación se caracteriza generalmente por una pesadez desagradable en el abdomen, náuseas, vómitos, falta de apetito, dolor de cabeza o mareos, diarrea. También puede ocurrir una disminución de la presión arterial y la fiebre, latidos rápidos del corazón y desmayos.

¿Por qué las mujeres embarazadas tienen intoxicación alimentaria?

La intoxicación alimentaria es el consumo de alimentos de calidad inadecuada, lo que conduce a una indigestión aguda.

Al consumir productos alimenticios de baja calidad, la futura madre puede enfrentar dos variantes de envenenamiento.:

  • intoxicación alimentaria,
  • infeccion intestinal

Estamos hablando de la infección de alimentos con toxico, si una mujer ha comido un producto que ya contiene toxinas. Son sintetizados por la microflora patógena como resultado de su actividad vital. Si el producto se procesa con calor nuevamente, los microbios morirán y las toxinas permanecerán. Así, el veneno producido por los microorganismos entra en el cuerpo de la futura madre.

Los productos alimenticios contaminados con toxinas son diferentes de los productos frescos en apariencia y olor: parece de mala calidad, huele en consecuencia, y freírlos o hervirlos no podrán protegerlos. La intoxicación por hongos está incluida en el grupo de alimentos para infecciones en el país, solo los hongos no comestibles actúan como toxinas.

Infección intestinal significa infección a través de la microflora patógena de los alimentos: por ejemplo, Escherichia coli, salmonelosis y otros. La infección puede ocurrir no solo a través de los alimentos, sino también del agua y las manos sucias. Al mismo tiempo, los productos alimenticios pueden ser bastante benignos, es decir, no estropeados. La infección intestinal es más peligrosa que la enfermedad transmitida por los alimentos, ya que en este caso no solo se desarrolla la intoxicación, sino una enfermedad infecciosa real.

Las causas de envenenamiento pueden ser muy diferentes.

La intoxicación alimentaria durante el embarazo puede provocar cualquier producto, pero los más peligrosos, desde el punto de vista de los especialistas, son::

  • salchichas y productos de la misma,
  • Postres perecederos: tortas y tortas de crema, etc.,
  • productos lácteos,
  • carne (con tratamiento térmico inadecuado),
  • ensaladas con aderezo de mayonesa,
  • alimentos enlatados


La intoxicación alimentaria más peligrosa durante el embarazo es la intoxicación por hongos, especialmente en el primer trimestre, cuando la barrera placentaria aún no se ha formado y no puede proteger al niño de las toxinas. Esta situación puede terminar en aborto involuntario. Tal resultado ocurre con poca frecuencia en la práctica obstétrica. Pero es mejor excluir completamente los hongos de la dieta de la futura madre, para no arriesgarse.

El envenenamiento por mercurio a veces puede ocurrir durante el embarazo, por ejemplo, si un termómetro se rompe accidentalmente. El mercurio es uno de los químicos más serios peligrosos para la salud humana. Para garantizar la seguridad, es mejor cambiar por adelantado todos los termómetros de mercurio de la casa con los electrónicos modernos.

La intoxicación por mercurio es diferente a la comida. Los signos de envenenamiento por mercurio durante el embarazo se manifiestan como tos agonizante, temblor de las extremidades, mareos y dolor de cabeza, debilidad severa y apatía.

La intoxicación por monóxido de carbono durante el embarazo no tiene consecuencias menos graves. Sus síntomas son dolor de cabeza, pulsaciones en la región temporal, mareos, acúfenos y pérdida de conciencia.

Cualquier síntoma de envenenamiento durante el embarazo requiere buscar atención médica. El envenenamiento químico es peligroso con más problemas con la gestación. Por lo tanto, debemos recordar que no solo está en juego la salud de la futura madre, sino también la vida de su hijo.

Los síntomas de envenenamiento son:

  • mareo
  • dolor de cabeza
  • debilidad
  • náuseas, vómitos,
  • escalofríos
  • dolores molestos en el abdomen
  • diarrea
  • falta de apetito
  • aumento de la temperatura corporal
  • Cambios repentinos en la presión arterial.


Si se encuentra uno de los signos de envenenamiento mencionados anteriormente, se deben tomar medidas para eliminarlos. Dependiendo de la cantidad de comida en mal estado y qué comió exactamente una mujer, se expresará la intensidad de la intoxicación alimentaria. En casos raros, la futura madre puede desmayarse.

¿Cómo afecta la intoxicación alimentaria a las madres y los bebés?

La intoxicación, independientemente de su origen (alimentos, drogas, sustancias químicas), es una prueba seria para el cuerpo, especialmente durante el período de carga de un niño. Puede afectar negativamente no solo el proceso del embarazo, sino también la salud del futuro bebé.

Las consecuencias de la intoxicación alimentaria serán las siguientes.:

  • sangrado
  • aborto espontáneo,
  • amenaza de aborto involuntario
  • parto prematuro
  • Insuficiencia placentaria, contra la cual el feto recibe una cantidad insuficiente de oxígeno y nutrientes. Lea más sobre la hipoxia fetal →
  • desprendimiento de la placenta,
  • Retraso del feto en el crecimiento y desarrollo. Más sobre la hipotrofia fetal →

Estos efectos son característicos de una intoxicación alimentaria grave o una combinación de intoxicación del cuerpo con la condición patológica existente de la futura madre. En general, para una mujer, los efectos del envenenamiento serán mínimos. En general, la intoxicación afecta al feto y es bastante difícil predecir el resultado de esta situación.

En las primeras etapas

¿Qué hacer si hubo una intoxicación durante el embarazo? Es muy importante en el primer trimestre no confundir la toxicosis con la verdadera intoxicación. A menudo, los síntomas de estas condiciones son casi los mismos. El tratamiento de la intoxicación alimentaria en mujeres embarazadas consiste en el uso de un gran volumen de líquido (generalmente agua pura), el nombramiento de una dieta especial y preparaciones de sorbentes como Smecta y Carbón Activado.

Si la intoxicación del organismo causada por la intoxicación fue realmente fácil, luego de un par de días, la condición de la futura madre se normaliza, no se necesitan medidas adicionales.

Con intoxicación moderada y severa durante el embarazo, el tratamiento incluye:

  1. Contacto obligatorio con el servicio de ambulancia. Antes de la llegada del personal médico es necesario tomar varias tabletas de Carbón Activado en la proporción de 1 tableta por 10 kg de peso corporal.
  2. Si es necesario, el médico prescribe el lavado gástrico y, al mismo tiempo, el seguimiento de la presión arterial de la mujer y los principales indicadores del feto.
  3. Para la prevención del aborto espontáneo, a la paciente se le administra Magnesia.
  4. Con vómitos repetidos para prevenir la deshidratación, es importante llenar la pérdida de líquido. Esto se puede hacer con la ayuda de agua pura, bebidas de frutas secas (están enriquecidas con potasio) y soluciones salinas como Regidron. En situaciones particularmente difíciles, se inyectan por vía intravenosa preparaciones especiales en el cuerpo de la mujer.
  5. En casos raros, es necesario prescribir tratamiento antibacteriano.

¿Cómo tratar el envenenamiento durante el embarazo? Como un evento adicional, a una mujer se le prescribe una dieta terapéutica, en la que se prohíben los platos salados y picantes, las especias, las grasas y los fritos, las salsas y los aperitivos.

El primer día después del envenenamiento, es conveniente limitar el uso de galletas y compotas a base de frutas secas. Más tarde, la dieta comienza a expandirse, gradualmente se introducen empanadas al vapor, sopas vegetarianas, requesón, cereales no lácteos y frutas y bayas limitadas.

En términos tardíos

Al final del embarazo, la intoxicación por alimentos tampoco augura nada bueno. Los principios de tratamiento son casi los mismos que en el caso de envenenamiento en el período inicial. La principal diferencia es la introducción obligatoria en el cuerpo de la futura madre de medicamentos especiales destinados a mejorar la circulación sanguínea en la placenta para prevenir la hipoxia fetal.

¿Qué más y cómo tratar la intoxicación durante el embarazo en el último período? Reposo obligatorio en cama, dieta terapéutica, exclusión de ansiedades y experiencias. En la mayoría de los casos, cuando se cumplan todas las recetas, el pronóstico para la madre y el feto será favorable.

Pin
Send
Share
Send
Send