Niños pequeños

¿A qué edad puede un bebé los higos y es un alérgeno fuerte para los niños pequeños?

Pin
Send
Share
Send
Send


Higos conocidos por sus propiedades curativas. Debido a la utilidad de esta fruta se encuentra entre la riqueza de la medicina natural y se utiliza con fines cosméticos. Fortalece el cuerpo y mejora la inmunidad, destruye las bacterias y acelera la recuperación de resfriados, gripe y otras enfermedades infecciosas. Vamos a averiguar a qué edad le puedes dar a un niño higos.

Características y composición.

Los higos frescos son difíciles de encontrar en Rusia. Aquí se vende principalmente en forma seca. Y las frutas frescas y naturales de las plantas de higo crecen exclusivamente en las regiones del sur del país. Tienen un sabor neutro, rojizo o amarillo, menos morado. Las frutas secas obtienen un sabor más dulce. Sin embargo, cuando se secan adecuadamente, conservan completamente las propiedades beneficiosas de los productos frescos.

En forma seca, el producto se vuelve extremadamente sabroso y como muchos niños. Será una alternativa a los dulces y otros dulces. Al mismo tiempo, la fruta seca contiene mucho menos azúcar, que no daña los dientes de los niños, no causa una reacción alérgica o problemas con el exceso de peso.

La fruta contiene ácidos orgánicos, azúcar y fibra, vitaminas B2, B1 y C, calcio y hierro, magnesio y otros elementos importantes. El higo limpia eficazmente el cuerpo y ayuda con el envenenamiento, normaliza el estado del cuerpo después de la intoxicación. Participa activamente en la formación del esqueleto óseo y la estructura del cuerpo del niño, en el desarrollo del cerebro de los bebés.

El higo es un medio para prevenir y tratar la rinitis, la bronquitis, las infecciones del tracto respiratorio superior y la gripe. Fortalece el sistema inmunológico y aumenta las defensas del cuerpo, elimina los gérmenes, acelera la recuperación en el proceso de gripe o resfriado. Echemos un vistazo más de cerca a lo que es el uso de los higos.

¿Hay algún daño de los higos?

Si el higo fresco es lo suficientemente suave, entonces la fruta seca se distingue por una estructura densa y resistente que es difícil de masticar. Además, las frutas secas afectan negativamente la condición de los dientes. Por lo tanto, para ablandar la estructura de la baya, se empapa, se cuece al vapor o se hierve. Por cierto, el caldo después de hervir se puede usar para beber, hacer gárgaras o lavarse.

Los higos rara vez causan alergias, pero el riesgo existe. Se establece que las frutas maduras secretan una pequeña cantidad de jugo lechoso o látex, lo que provoca erupciones e irritaciones en la piel, picazón y otras manifestaciones de una reacción alérgica.

En grandes cantidades, este producto puede afectar negativamente el cuerpo de los niños, provocar indigestión, dolor y pesadez en el estómago, diarrea y problemas con las heces. Debido al contenido de azúcar de aproximadamente el 20-25% de la composición, puede conducir a la aparición de exceso de peso y al desarrollo de diátesis.

Los higos están prohibidos para niños con alergias e intolerancias, con diabetes y sobrepeso, con inflamaciones y problemas en la digestión, con pancreatitis y enteritis, con enfermedades del estómago y diarrea frecuente. Se recomienda limitar el consumo de frutos secos en caso de problemas con los dientes. Veamos ahora cuándo es posible darle higos a un niño.

A partir de qué edad dar

Si las migajas no tienen alergias, no hay problemas con la digestión, puede administrar higos hasta por un año. Los pediatras permiten la introducción de frutos secos en 9-10 meses. Por primera vez, al bebé se le da media cucharadita de puré de papas o la decocción de este producto. Cuando un niño pruebe un nuevo componente, siga cuidadosamente su reacción y bienestar.

Si hay signos de alergia o intoxicación alimentaria, posponga la introducción del producto y consulte a su médico. Si el bebé se siente cómodo, puede continuar alimentando a los niños con higos. Aumente gradualmente la porción. Para niños de hasta un año, la tarifa diaria es entre la mitad y dos tercios de una fruta.

A un año y medio, se puede dar el bebé a todo el feto, después de dos o tres años, la porción se incrementa a dos o tres cosas. A los cinco años, un niño puede comer cuatro o cinco bayas a la vez. Pero no le dé higos a los niños más de una vez cada dos días, sino que tome un descanso por semana.

Después de un año y medio, los niños pueden cocinar una variedad de platos y bebidas con higos. Las frutas secas se pueden comer por separado, como dulces, agregadas al requesón o kéfir, pasteles cocidos y galletas. Las frutas frescas son adecuadas para cocinar ensaladas y platos de carne.

Al cocinar, es mejor no usar azúcar, ya que esta fruta es, por lo tanto, dulce. Para los niños menores de un año tampoco poner sal. Enjuague bien las frutas frescas, remoje las frutas secas en agua tibia o fría o hierva. Es importante elegir frutas de alta calidad y seguras.

Selección y almacenamiento

Los higos frescos son frutos grandes y maduros, sin manchas, marcas de moho y moretones. Las variedades oscuras son más aromáticas y dulces, pero es más probable que causen alergias y contengan más azúcar. Las frutas frescas se pueden almacenar hasta tres días a temperatura ambiente y no más de una semana en el refrigerador.

Los higos secos se almacenan por mucho más tiempo. No compre el producto por peso, ya que logran absorber el polvo, la suciedad y las bacterias. No compre alimentos en tiendas de campaña cerca de carreteras, autopistas o plantas industriales. Prefiera frutas secas en un paquete sellado.

Los higos secos de alta calidad pueden ser apagados, marrón claro o beige sin manchas, abolladuras, puntos negros y rastros de moho. Supongamos una floración blanca en la superficie. Indica un alto contenido de glucosa en el producto. Las frutas deben ser aproximadamente del mismo tamaño, suaves y no demasiado secas ni duras. No deben tener un sabor agrio.

Para el almacenamiento de frutas secas, elija un lugar oscuro, seco y fresco, alejado de la humedad, los rayos ultravioletas y los aparatos eléctricos. Coloque las bayas en una bolsa de tela o en un frasco de vidrio con una tapa sellada.

Leche de higo para la tos

  • Higos frescos o secos - 3 uds.,
  • Leche con contenido de grasa de hasta 3% - 1 taza.

Las frutas se lavan y se vierten con leche, se ponen a hervir y se dejan cocer a fuego lento durante dos horas bajo una tapa. Cuele la masa resultante, retire las bayas y muela en una licuadora, mezcle con la leche. Déle el remedio a un niño hasta cinco veces al día, aproximadamente 30 ml. Precaliente el medicamento a cuarenta grados antes de servir. Los higos van bien con la leche y tienen un efecto calmante y suavizante al toser. Puedes encontrar más recetas con higos para niños aquí.

Caldo de la gripe y el frío.

Lave la baya y agregue agua, espere a que hierva y hierva a fuego lento durante aproximadamente media hora. Colar el caldo y frotar el pecho con la composición, de nuevo hasta cuatro veces al día. Después del procedimiento, ponga al bebé en algo caliente para mantenerlo caliente por más tiempo. Además, la decocción cálida resultante puede hacer gárgaras cada dos o tres horas.

Puré de papas para los más pequeños.

Frutos secos remojados en agua tibia durante treinta minutos. Los higos frescos se lavan y pelan. Los ingredientes se muelen en una licuadora sin agregar sal, azúcar y otras especias. El puré resultante se puede mezclar con yogurt o gachas. O añadir al plato un poco de leche materna, fórmula o aceite vegetal. Con un puré de papas similar, puedes comenzar a introducir higos en los alimentos para bebés.

Higos al horno

  • Higos - 8 frutas frescas,
  • El aceite de oliva - 1 cucharadita.

Espolvoree la fruta con mantequilla y hornee por veinte minutos. Durante ese tiempo, los higos se ablandarán por dentro, y el exterior se cubrirá con piel arrugada. En este caso, el producto es más dulce que los higos estándar. Las frutas confeccionadas también se pueden moler en puré o comer de esta forma. Para un niño mayor de tres años, puede llenar cada fruta con queso blando y luego hornear.

  • Filete de pollo - 0,3 kg,
  • Lechuga - 100 gr,
  • Higo fresco - 5 uds.,
  • Naranja - 1 fruta,
  • Queso de cabra - 50 gr,
  • Aceite de oliva - 3 mesas. cucharas

Lave y seque la ensalada, pele la naranja y corte la carne sobre el plato para que fluya el jugo. Cortar el filete de pollo en tiras largas y delgadas, un poco de sal, verter con jugo de naranja y agregar el aceite de oliva. Dejar marinar durante 15 minutos.

Cada higo se corta en mitades y se fríe rápidamente en aceite vegetal, literalmente, diez segundos por cada lado. En el mismo lugar freímos el filete de pollo por separado. Ponga las hojas de lechuga en platos a la carta, combine los trozos de pollo, higos y naranja y póngalos en la ensalada. Cortar el queso en cubos y decorar la ensalada encima. Sal y pimienta a gusto, sazonar con aceite de oliva.

Pastel de higo

  • Leche - 2 vasos,
  • Harina de maíz - 1⁄2 tazas,
  • Yema de huevo - 4 uds.,
  • Higos secos - 6 uds.
  • Pasas - 70 gr,
  • Piñones - 50 g,
  • Azúcar - 150 gr.

Remoje las pasas en agua caliente durante veinte minutos. Enjuague los higos y córtelos en trozos pequeños. Batir las claras de huevo por separado con azúcar. Mezcle la leche en un recipiente separado, agregue una pizca de sal y deje hervir. Revolviendo constantemente la mezcla de leche caliente, vierta las yemas batidas.

Vierta suavemente la harina en la mezcla y vuelva a encenderla. Hervir durante unos siete minutos hasta que la masa se espese y se cubra con burbujas. Al mismo tiempo agitar constantemente la masa. Pasas, higos y nueces se ponen en la masa, se mezclan bien y se ponen en un recipiente para hornear. Hornear durante cuarenta minutos a 180 grados.

  • Higos - 6 piezas,
  • Plátano - 2 piezas,
  • Leche - 3-4 pilas.,
  • Jugo de limón - 2 mesas. cucharas

Enjuague de higo, verter agua tibia y dejar reposar durante una hora. Después de eso, seque la fruta seca con una toalla de papel. Pelar los plátanos y cortarlos en trozos pequeños. Ponga los ingredientes en una licuadora, vierta la leche y el jugo de limón, bata hasta que quede suave.

Propiedades útiles de los higos.

El higo es una fruta muy útil, por lo que es imperativo introducirla en la comida del bebé lo antes posible. Cien gramos de higos secos contienen cien kilocalorías, pero hay muchos microelementos y vitaminas: diecisiete aminoácidos, grasa beneficiosa, glucosa. Hierro, cobre, zinc, calcio, flúor y magnesio, muchas vitaminas son componentes de los higos.

Esta fruta mejora el funcionamiento del tracto intestinal, contribuye a la eliminación del exceso de líquido del cuerpo, lo que tiene un efecto positivo en el sistema cardiovascular. El higo previene y resuelve los problemas de estreñimiento, por lo que se utiliza en un tipo de tratamiento. Las propiedades antibacterianas de los higos son muy conocidas, ya que se enfrentan a muchas enfermedades infecciosas y virales. Los ingredientes naturales de las frutas secas son beneficiosos para los huesos y los dientes, el cabello y las uñas, y también ayudan en la prevención de la anemia.

¿Es el higo un alérgeno o no? Esto es a menudo pedido por muchas mamás. De hecho, casi cualquier producto en cualquier momento puede causar alergias de diversos grados, no solo en un niño, sino también en un adulto, que comió este alimento anteriormente. Muchas verduras y frutas, carnes, productos lácteos o especias son alérgenos. Por supuesto, si le introduce higos a un niño a una edad relativamente pequeña, entonces puede preocuparse por una reacción alérgica, pero con la administración adecuada no debe temer ninguna consecuencia.

¿Cuántos años tiene un higo para un niño?

Las propiedades beneficiosas de los higos son excelentes, por lo que es mejor ingresar a la dieta no demasiado tarde. La edad ideal para usar higos por primera vez puede ser de cuatro años.

Los higos son una fruta específica con una textura inusual para nosotros, por lo que al niño no le puede gustar la primera vez. Para un mejor efecto, debe molerlo en puré de papas y agregarlo a otros platos, como tés, jugos, postres o cócteles. Dado que esta fruta es dulce, pero tiene un sabor inusual, es mejor combinarla con frutas o verduras, que, si es necesario, pueden amortiguar su sabor. La opción ideal puede ser manzanas, bayas, apio o guisantes, así como cualquier otro que considere apropiado y apropiado.

Receta para mermelada de higo

Muy a menudo, los higos, incluso secos, hacen mermelada, que es muy sabrosa para comer con té en la estación fría. Para la preparación de mermelada de higo necesitas tomar cinco kilogramos de higos secos o frescos, tres kilogramos de azúcar, un poco de vainilla.

Primero debe eliminar los higos de la piel, luego colocarlos en una sartén y verter agua hasta que cubra la fruta. Si los higos se secan, entonces el agua debe ser una vez y media más grande. En este momento, debe hervir el jarabe de la mitad del azúcar con agua y, después de la evaporación de todo el líquido en la sartén con higos, agréguelo allí y vierta el azúcar restante. Esta mezcla debe hervirse durante cinco minutos y luego dejarse reposar durante un día.

Unos pocos trozos de higos se ponen en los frascos, y luego se vierten con un jarabe delicioso y muy útil. Si en el invierno abres una lata de tales manjares, haces unos cuantos tostados o sándwiches y luego los esparces con mantequilla y mermelada y te preparas té de jengibre con cítricos, entonces ninguna infección o virus puede afectar tu sistema personal y tu salud.

Los higos reemplazan mucho a los dulces de alto grado en los que hay mucha azúcar y carbohidratos. Esta fruta se agrega a muchos platos dietéticos, se preparan galletas en lugar de azúcar, carne al horno con higos, cócteles y otros platos. La comida de ultramar se ha vuelto tan pegajosa en nuestra tierra natal que sin tales frutas secas o frescas, a menudo no podemos imaginarnos los dulces, pasteles, chocolates, galletas, té, simplemente el consumo habitual.

Unos cuantos higos en su dieta durante varias semanas, y se olvidará de muchas enfermedades que lo perturban, al dejar de tomar té constantemente con dulces o pasteles, sentirá una mejora general en la salud física y emocional. ¡Buen provecho!

Pin
Send
Share
Send
Send